LAS DEL HOCKEY: DE LA UNIVERSIDAD AL PRIME TIME

23 abril, 2020

Entrevista por Sergi Jiménez.

Las del hockey empezó como un proyecto de final de carrera y actualmente cuenta con dos temporadas emitidas en el prime time de TV3 y está disponible en Netflix. Entrevistamos a sus creadoras Laura Azemar, Marta Vivet, Natàlia Boadas y Ona Anglada para que nos cuenten los entresijos de llevar un TFG a las pantallas de todo el mundo. 

las-del-hockey

¿Cuál es el proceso de venta de la serie después de ser entregada como TFG?

Laura: Lo que teníamos que entregar como TFG era el guión de un piloto y la biblia de la primera temporada. Como no quisimos que simplemente se quedara ahí, aquel verano rodamos un episodio piloto. Nos seleccionaron en el Clúster Audiovisual, donde varias productoras y TV3 se interesaron por el proyecto aunque nosotras solas no podríamos hacerlo. Nos aliamos con Brutal Media y a partir de ahí empezamos a trabajar sobre lo que le interesa a TV3, ya que nos piden ampliar el universo de la serie más allá de las protagonistas. Que también hubiera adultos y otros chicos. Eso a lo largo de un año y medio hasta que TV3 da el okay y nos ponemos con la serie.

Natàlia: Durante el desarrollo entraron Marta Grau y Cristina Clemente.

Marta: Lo que había empezado siendo una serie de 10 episodios de 40 minutos acaba siendo una de 13 episodios de 50 minutos. 

¿Entonces se trata más de una expansión que no de una de una reformulación?

Ona: Exacto.

¿Qué elementos tuvieron un gran impacto a la hora de pasar de la ideación a la escritura?

Ona: El hockey (risas). A parte de que es complicado de rodar, tienes la dificultad de que las actrices sepan jugar. La serie tiene varias dobles para las escenas en las que juegan. Son chicas que vienen del equipo de Manlleu.

Natàlia: Lo que es muy chulo es que las chicas aportan mucho de su propia experiencia tanto en el piloto como en la serie. Siempre nos decían que se notaba que lo escrito era muy real ya que a nosotras nos quedaba muy cercana la adolescencia.

julia arnau photography

De izquierda a derecha: Ona Anglada, Marta Vivet, Natàlia Boadas y Laura Azemar.

¿Por qué el hockey?

Marta: Yo soy de Manlleu y allí se juega mucho. Yo nunca lo he jugado pero es algo que allí se vive mucho. Lo que teníamos claro a la hora de crear la serie es que queríamos un grupo de chicas. Nos pareció que hacerlas de un deporte funcionaba ya que les daba un objetivo deportivo. Permitía meter personajes muy distintos luchando por un objetivo común. Buscábamos un deporte distinto que no se hubiera visto tanto y además con la potencia que tiene el hockey.

Natàlia: Había parte reivindicación femenina y feminista en el que queríamos hablar de la adolescencia. Nos parecía que el hockey está menospreciado y los equipos femeninos de hockey aún más. Teniendo aquí equipos muy importantes a nivel mundial y con poco reconocimiento local. 

Ona: Para el resto entender el deporte fue complicado, porque va todo muy rápido hasta el punto de que a veces no ves las jugadas.

Laura: Tuvimos la suerte de que todos los equipos que conocimos se volcaron muchísimo en el proyecto. Nos dejaban la equipación, nos contaban dramas de vestuario etc. La serie ha tenido un coach que es Arnau Casanovas. Se ha implicado muchísimo, ha sido la clave para que funcionara la serie a nivel deportivo.

¿Desde que escribís el piloto para la universidad a que se emita la serie en TV3, cual ha sido el aprendizaje más valioso? 

Ona: Todo. Como guionistas lo único que habíamos escrito era esta serie. Todo lo que sabemos a día de hoy es por Las del hockey. También nos ha servido para vivir como funciona el audiovisual. Como acercarte a una televisión… Lo más importante diría que es tener mucha paciencia. Todo los procesos son muy largos. Igual te pasas dos años parada y luego en tres meses lo tienes que hacer todo. Tranquilidad, porque en cualquier momento puede estallar y has de trabajar sin parar.

Laura: Y aprender a escribir a unas velocidades… Nosotras antes teníamos fechas de entrega de un año. Luego te encuentras que has de escribirlo para rodarlo ya. Esta velocidad se nos ha quedado dentro. Que ojalá poder escribir con más tiempo, pero eso que nos llevamos.

Natàlia: La presión de escribir por primera vez para una serie de prime time. En ese sentido siempre quisimos que hubiera más gente a parte de nosotras, en este caso Marta Grau y Núria Parera. Cuando te paras a pensar que escribes para prime time y luego Netflix, buf.

Ona: Durante la primera temporada fuimos mucho a rodaje y era espectacular que lo que habíamos escrito estaba pasando. Había camiones de producción, de arte…

Marta: ¿Tanto lío por nosotras? (Risas).

Natàlia: Ver todo lo que aporta cada persona al proceso es muy enriquecedor. Hay que saber valorarlo. No tiene sentido quedarte con tu idea original. Si el equipo quiere el proyecto todo el mundo se dejará la piel para que salga bien. 

Marta: Cómo crece y es mejor de lo que podrías imaginar.

Ona: Cuando escribimos la primera temporada, no le acabas de poner cara a las actrices y no sabes cómo sería el universo en la realidad. Al escribir la segunda temporada de repente todo tiene mucha más vida. Los personajes no los escribimos en un vacío abstracto. Ya se sabe qué le da cada actriz al personaje. Escribes pensando en esa aportación y es chulo ver esa diferencia, es más real.

Laura: Al poder ir al rodaje y ver cómo trabajan las personas que dirigen, ves en qué elementos del guión se fijan. En lo que se fijan las actrices. A la hora de escribirlo lo tienes más en cuenta. Entender de dónde viene cada cosa te ayuda a sumar.

les-de-lhoquei1

Con lo aprendido. ¿Cómo os enfrentaríais a la creación de otra serie?

Natàlia: Definitivamente menos personajes y tramas más cortas. Estábamos haciendo tramas para episodios de 50 minutos, 29 personajes y 13 episodios por temporada. Al final es enorme. Tienen que pasar muchísimas cosas. Va bien porque tienes tres o cuatro tramas por episodio para trabajar pero ahora preferiríamos hacer cosas más pequeñas.

A la hora de escribir la segunda temporada, ¿qué enfoque habéis tenido?

Laura: En la primera había mucha trama episódica porque si no podrías perderte, focalizamos una chica por episodio. En la segunda temporada como todo está más que presentado había las posibilidad de plantear tramas más transversales.  

Ona: Al principio de cada episodio de la segunda temporada hay flashforwards con el momento más álgido del episodio y luego descubrimos cómo hemos llegado allí. Al ser una cosa más horizontal está bien porque el espectador puede seguir todo mejor. A mí me gustaba lo de centrarnos en un personaje porque te daba un orden mental en el sentido de que no te vas a dejar a ninguna de las protagonistas, todas van a tener su momento. Cuando todo es más horizontal a veces da miedo olvidarse de alguna de ellas, porque hay tramas que pesan más que otras. 

Entiendo que en una serie tan coral sobre un equipo hay que encontrar el equilibrio entre escenas donde aparezcan todas y otras en las que sean conversaciones privadas.

Laura: Nos ha pasado. Es que si metes a todo el equipo es difícil que todas aporten. Entonces ¿tiene sentido que esté todo el mundo?

Ona: Salvo que no sea un momento de equipo en el que necesitas a todas es complicado. 

Natàlia: Hay que tener cuidado porque también son muy potentes las escenas en las que están todas. Es un poco encontrar el equilibrio.

Marta: También como espectador te gusta ver a todas las protagonistas allí interactuando. Porque si al final solo tienes conversaciones entre dos… Cuando están todas crece muchísimo, tiene una vitalidad increíble. Pero si, a veces estás acabando una escena y te das cuenta de que allí también tienes otro personaje y has de reescribirla con un par de réplicas. Encontrar el equilibrio es difícil.

Ona: Por eso nos apetece algo más pequeñito.

Teniendo en cuenta que con menos de 25 años habéis estrenado una serie de prime time en TV3, que se está viendo internacionalmente en Netflix. ¿cómo pinta vuestro futuro, qué estáis escribiendo?

Ona: Estamos preparando cosas. Nos gusta trabajar las cuatro juntas porque tenemos una visión en común.

Marta: Ahora estamos intentando sacar varios proyectos desde cero. Hemos vuelvo a empezar porque llevamos todo este tiempo escribiendo la serie y ahora nos encontramos de nuevo con la fase de ideación. 

Sin hockey esta vez.

Natàlia: No, no, no.

Marta: Productores, directores: no habrá hockey y será muy barata de producir. (Risas)

julia arnau photography

Las del hockey se encuentra disponible en TV3 a la carta y Netflix.


NÚRIA PARERA Y MARTA GRAU: DESARROLLO SOBRE RUEDAS

13 enero, 2020

De trabajo universitario a la parrilla de TV3 y Netflix. Las del Hockey es una serie creada por Ona Anglada, Marta Viver, Natalia Boadas y Laura Azemar. Posteriormente se sumaron las veteranas Núria Parera y Marta Grau a las que entrevistamos después de su ponencia en el Encuentro de Guionistas


¿Cómo se concibe Las del Hockey?

Marta: La serie nace de un trabajo de final de grado de la Universidad Pompeu Fabra. La idea se vende en un pitch en el Cluster Audiovisual. Ahí Brutal Media se interesa y compra el proyecto. Luego se pasa un proceso de dos años de desarrollo para poder acabar de venderla a TV3, que es quien había mostrado interés en el Cluster. Después de estos dos años de reformular toda la biblia y trabajarla con los argumentos que nos había pedido TV3, se consigue vender a la cadena y empezamos a trabajar las escaletas y los guiones.

¿En esta reformulación qué clase de diferencias hay?

Marta: La idea original estaba pensada para un target muy concreto, juvenil, que sería más de plataforma. TV3 nos pide que incluyamos personajes adultos para intentar aumentar la franja de edad dentro de la generalista. Entonces se amplían los núcleos familiares de las protagonistas dándoles también trama propia a los adultos. Así mismo se enriquecen algunas de las tramas respecto a la biblia original. Luego hemos de hacerla crecer para llegar a los trece capítulos, que es lo que pide TV3.

Marta Grau también es autora del brillante libro La Mente Narradora.

¿Qué recomendaríais a la gente que está empezando a desarrollar proyectos?

Núria: Que tengan una idea simple, vendible. Que esté conectada con la sociedad, con el momento en el que vivimos y haya una demanda de esa temática. Sobretodo que parta de tu propio mundo, de tu propia experiencia. Porque a veces crean proyectos muy lejanos a ellos mismos, de ciencia ficción, de terror… No es tanto por el género, sino por lo que quieres contar. Que tengan claro el tema y sepan contarlo. Han de beber de su propia experiencia y no de las series que nos rodean. Es importante que no quieran imitarlas y busquen más en su interior sobre lo que quieran contar.

A la hora de dialogar personajes jóvenes hay dos posibles enfoques. Buscar el realismo como en Skam o estilizar las conversaciones, como nos han comentado los creadores de Élite. ¿A que se acerca más Las del hockey?

Marta: Hemos intentado emular la realidad. Es el punto positivo de contar con cuatro guionistas jóvenes con cercanía al slang de la calle. Hay que poner mucha oreja. A mi me encanta escuchar cómo habla la gente joven cuando voy en el autobús o estoy en una cafetería. Ver lo que se está moviendo. En Las del hockey hemos intentado hacer el diálogo verosímil pero siempre buscando el objetivo de la escena. No hacer escenas retratistas, sino que tengan contenido y funciones dramáticas. 

En la serie se tratan muchos temas de actualidad social. ¿Cómo planteasteis su inclusión a través de las tramas? Del mismo modo que cada episodio está dedicado a un personaje, ¿teníais una lista de temas a tratar?

Núria: Más que lista de temas es el punto de vista en el que los tratas. Al ser una serie juvenil los temas son bastante comunes a otras series juveniles. Un embarazo no deseado, la relaciones sentimentales, qué haré con mi futuro, la relación con los padres etc. Son cosas comunes. Pero sí que analizábamos cómo contarlo desde el punto de vista feminista, que es de lo que va la serie.

Núria Parera tiene un extenso currículum de series en TV3.

El hockey tiene un un peso importante en la serie. ¿Cómo os enfrentais a la escritura de acción y diálogo mientras juegan?

Marta: Eso ha sido un trabajo muy interesante.Los partidos están insertados en la historia pero siempre dramáticamente. Es decir, les pasan cosas a los personajes dentro del partido y surge un conflicto entre ellas o se juegan algo importante. Con lo cual tiene que haber diálogo y situaciones concretas en ese partido. Las acotaciones están escritas como acciones habituales y los diálogos igual. Luego les pasábamos el guión al equipo de dirección y al asesor de hockey, Arnau Casanovas, para ver si es realizable o no. Para saber si tenía sentido dentro del hockey y si era realizable. A veces un diálogo que pasa en el campo, lo teníamos a trasladar a la banqueta o dejarlo para después en el vestuario. Vamos proponiendo desde guión y luego ajustando desde dirección y producción, porque requiere de un gran esfuerzo logístico. Nunca antes habíamos guionizado una serie deportiva. Hemos descubierto por qué (risas).

Una entrevista de Sergi Jiménez.

[twitter-follow screen_name=’NuriaParera’]

[twitter-follow screen_name=’pandus_maximus’]

[twitter-follow screen_name=’bloguionistas’]