LA ENTREGA

Por Chico Santamano.

————-

Este post forma parte de una historia que se comenzó a escribir en 2008 y que se inició en esta entrada. Cada miércoles y domingo, repesco un capítulo. Que ustedes lo disfruten…

————-

Como ya dije en el anterior post, cuando acabo un guión me gusta dejarlo reposar durante unas semanas y releerlo con la perspectiva que te da el tiempo (imagino que esto nos pasa a todos). Pero en este caso no tuve tiempo para reposar nada de nada (imagino que esto también os pasa).

En un principio, mi productor me dio un raquítico mes para acabar esa primera versión. “En un principio”… Sí, porque a la segunda semana me llama y me pregunta si podría tener el guión cuanto antes. Yo le digo que voy un poco retrasado y queee… NADA. Quería llevarse el guión al Festival de Málaga en menos de diez días.

[Inciso] Vaya por delante que me une un cariño especial por este festival, pero algún día tendríamos que pararnos y analizarlo a fondo. A mí me recuerda cuando de pequeño mis primas y yo hacíamos un programa de radio y lo grabábamos en una cinta. Dentro de nuestra insignificancia este acto de ombliguismo recogido en una TDK de 60 nos hacía sentirnos importantes… Nosotros solos. Los demás a un lado. Pues eso es un poco el Festival de Málaga. Es como la Granja Grande de Pin y Pon. [Fin del inciso]

En Málaga se iba a encontrar con Teddy Villalba de Antena 3. Y esto es una de esas cosas que no acabo de entender. La Milla está en Madrid. Antena 3 está en Madrid. Estáis a menos de 25 minutos en coche y ¿tenéis que reuniros en la otra punta de la península? Estas cosas, aquí y en Málaga, se llama “mamoneos” para justificar las dietas. El tema es que Santiago quería llevarle los dos proyectos que La Milla estaba intentando mover. Los DOS. Hay otro proyecto que ya os contaré con más detalle… Todo aquel que haya trabajado en una productora donde se mueve otra peli u otra serie al mismo tiempo que la tuya, sabe cómo se siente uno cuando se habla de “celos”, “recelos”, “miradas de reojo” y “la mía primero, por favor”.

A lo que voy… Me meto la paliza padre, acabo una primera versión… ¿Recordáis? Sólo el 40% de esas páginas son rodables… Como soy muy tonto (y muy cateto) hago una portada chula… Lo imprimo en casa… Lo encuaderno… Quedo con él, se la llevo y una vez en La Milla, Sole me informa de que Santiago se ha tenido que ir a una reunión de FAPAE, pero que se lo deje a Enrique.

¡¡¡MIERDA!!! Enrique no entiende este proyecto. Enrique no quiere este proyecto. Enrique es peor que el austriaco este que ha encerrado y violado a su hija durante décadas.

Enrique sale a recibirme y nos saludamos como sólo pueden hacerlo dos tíos que no se tragan pero están condenados a currar juntos en esta industria: EFUSIVAMENTE.

Abrazo con palmadas sonoras en la espalda y nos preguntamos por nuestros respectivos proyectos, porque Enrique, cómo no, está a cargo del otro proyecto que Santiago se llevaba a Málaga. Él siempre dice que es “su proyecto más personal”… ay…

Le dejo el guión a Enrique y le encanta la portada. Me suelta un “Deberías dedicarte al diseño” que, efectivamente, suena a lo que suena. Yo le contesto: “En cuanto se lo lea Santiago, échale un ojo por favor. Me apetece mucho saber tu opinión… para mezclarla con el pienso de mi perra y recogerla en forma de mierda en el parque, me cago en tus muertos pisaos, hijodelagranputa”.

Evidentemente la última parte de la respuesta nunca tuvo lugar porque me faltó tiempo para lanzarme de nuevo a sus brazos y despedirme con la mejor de mis sonrisas.

¿Que qué le pareció a Santiago el guión? Nunca me dijo nada antes de marcharse al Festival. Estoy convencido de que se lo llevó a Málaga sin leer ni una sola página. Y esto, os lo juro por el pienso de mi perra, que es una realidad tan posible como que hoy es hoy. Afortunadamente, este tipo de productores son una raza en peligro de extinción, pero esto pasa y ha pasado durante décadas, ¿por qué? Porque para algunos sus proyectos no son más que una forma de pagar la peli anterior y seguir siempre a flote.

Lógicamente, continuará…

10 Responses to LA ENTREGA

  1. Adama dice:

    Jajajaja, me está encantando esta serie de artículos… Creo que deberías escribir un guión sobre todo esto, joder, debería dar para una peli mucho al estilo de “Algo pasa en Hollywood” pero mucho más divertido…

    • Hortensia dice:

      Ya se lo he propuesto, hasta le ayudaría gratis! Tan identificada me siento! ;-)

    • Pero a la gente no le interesa las pelis de guionistas, ni de tele, ni de esas cosas. Se pueden contar con los dedos de una mano las pelis que han tenido un mínimo de éxito en taquilla con esa temática.

    • Panov dice:

      Adaptation, Más extraño que la ficción, El juego de Hollywood… si bien es cierto que son proyectos de gente que ya puede permitírselos, no que haya que ir llamando puertas.

    • Hortensia dice:

      Pues no lo creas, recuerda que “NUNCA SE SABE”
      Lo mejor de tu historia no es el Qué?, sino el CÓMO?, es una comedia deliciosa y llena de guiños.
      Y asumiendo todo el Kitch alrededor de nuestro gremio… creo que aseguraría un éxito total.
      Es más, hasta me sorprende tu respuesta, parece el comentario de otro productor de “La Entrega” jajajajja

  2. tretazetas dice:

    Yo le hubiese lanzado alguna indirecta sutil como: si lo leeré y si eso ya te llamo (y ríes con los ojos achinados).

  3. pk dice:

    Ahh, sigo enganchado a este culebrón, me encanta la etqueta “hipocresia”!!

  4. Xevisom dice:

    Buenísimo! No había escrito nunca aquí antes, pero es que también estoy enganchado a este culebrón que es como Entourage!!!

  5. Kike dice:

    He de decir que yo seguí religiosamente esta historia en su blog original….

    Y me decepcionó enormemente que, al igual que muchas de las mejores series de los 80, NO TENÍA FINAL.

A %d blogueros les gusta esto: