OTRO CINE POSIBLE

Se dice muchas veces que las películas españolas son todas iguales, que no se apuesta por ideas nuevas, que no se potencia el cine de género cuando es el que realmente interesa a los espectadores, etc.

Y en más de una ocasión se afirma que la culpa es de “los guionistas”, e incluso que “no hay guionistas”.

El cine español no es “malo” por culpa de las televisiones, que con su apoyo deciden qué proyectos pueden rodarse, ni por los productores, que son quienes llevan unos u otros proyectos a las televisiones. No, la culpa es de las historias que se cuentan, y, por tanto, de los guionistas que las escribimos, que al parecer no damos más de sí.

Ah, antes de seguir escribiendo quiero aclarar algo que me parece importante: yo no comparto el punto de vista del “forero anti cine español” al uso. Ni el cine español me parece “malo” así, en términos generales (como no me lo parece ninguna otra cinematografía), ni es cierto que las películas españolas sean todas iguales. Solo hace falta echar un vistazo a la cartelera para darse cuenta. Ni siquiera el tópico “guerracivilista” es real. El año pasado realicé un estudio apresurado al respecto en mi blog revisando la lista completa de las películas que se habían estrenado hasta entonces, y el porcentaje de largometrajes relacionados con la Guerra Civil era ínfimo. 1 de 67.  Y aún así, según algunos, el cine español solo sabe hacer películas sobre la Guerra Civil. Pero como a todos esos que están empeñados en creer que eso es cierto los datos les dan igual, no voy a seguir insistiendo en el tema.

Siguiendo con el asunto de hoy, o sea, las historias que se escriben, a menudo se olvida que una cosa es lo que se rueda y otra muy diferente lo que se mueve por las productoras.

Todos los guionistas tenemos decenas de proyectos que dado que se vendieron y llegaron a interesar a un productor, podrían haberse convertido en películas interesantes, y que sin embargo no llegaron a rodarse. Por algo mi blog personal se llama “Así (no) se hizo”. Precisamente nació para hablar de todos esos proyectos en los que había invertido tanto trabajo y esfuerzo para nada. Quería que por lo menos alguien supiera que habían existido.

En mi caso, debo haber sido contratado para desarrollar cerca de 30 proyectos de largometraje (o más, hace tiempo que no hago la cuenta). Y sin embargo solo tengo cinco películas rodadas (una de ellas, sin estrenar salvo en festivales).

Y estos son algunos de mis “hijos” preferidos que se quedaron por el camino*:

Cadetes estelares. Una comedia de ciencia ficción que escribí con Antonio Trashorras y cuya última versión reescribí junto a Carlos Molinero. La historia era más o menos esta: una pareja de extraterrestres pertenecientes a una raza guerrera que ya han sojuzgado media galaxia, llegan a la Tierra con la misión de conquistarla (sí, solo dos, pero son así de sobrados). Para conseguirlo, sus mentes pasan a ocupar cuerpos humanos artificiales y se infiltran entre nosotros. 30 años después, descubrimos que no solo no han conquistado nada sino que en realidad nunca lo intentaron. Nada más llegar a nuestro planeta descubrieron que les gustaba ser humanos y abandonaron las armas. Ahora, ya abuelos, regentan una mercería en el centro de Madrid. Viven de lo más felices. El imperio es inabarcable y con contarle a su supervisor que la conquista sigue en marcha (“¡estos humanos son terribles, no se rinden jamás!”) pueden seguir adelante con sus tranquilas vidas. Pero un día todo se tuerce. El funcionario les informa de que el imperio ha decidido rematar de una vez la conquista y va a enviarles un poderoso guerrero y un androide de combate para “ayudarles”…

El proyecto lo escribimos para Canal + guiones, el programa de desarrollo de Canal +, y si mal no recuerdo, este fue comprado posteriormente por DeAPlaneta, que le encargó la dirección de la película a Jorge Iglesias. Durante todo ese tiempo no sé cuántas veces llegamos a reescribirlo. Afortunadamente, creo que de todas las que escribimos la última versión es la mejor. Pero como la película era algo cara (cerca de unos seis millones de euros) no hubo manera de levantarla. Todavía hoy, llega de vez en cuando a manos de algún productor que se interesa por ella. Pero como convertirla en un proyecto mucho más barato equivaldría a cargársela y sino no creo que se haga, la verdad es que dudo mucho que llegue a rodarse algún día.

Un poster de Javier Rodríguez para la primera versión de "Cadetes estelares".

Sangre. Coescrito con Antonio Trashorras. Una historia de vampiros adolescentes que empezamos a escribir diez años antes de “Crepúsculo” (aunque el tono era mucho más duro, más “Déjame entrar” para entendernos). Se la vendimos a una productora que contrató para dirigirla a Isidro Ortiz. Tras darle muchas vueltas al guión, al final resultó que Isidro no tenía interés en dirigir una película de vampiros. Después de que nosotros lo dejáramos, se incorporaron otros guionistas (entre otros, Alejandro Hernández y Hernán Migoya) y “Sangre” acabó convirtiéndose en un thriller rural estrenado en 2008 con el título “Eskalofrío”. Antonio y yo aparecemos en los créditos finales, aunque que yo sepa (no he visto la película entera) de lo que escribimos solo quedan un par de escenas al principio. Una cosa que nos decían muy a menudo por entonces era que “las historias de vampiros” ya no le interesaban a nadie, que era un género muerto. En fin…

Y hace tres años escribí otro guión de vampiros llamado “Frío” por el que se ha interesado un productor. El “problema” es que quiero dirigirlo yo, y eso hace que sea mucho más difícil conseguir financiar la película.

Una ilustración de Kano para el dossier con el que moví "Frío".

Topos. Una de acción con telépatas ambientada en el subsuelo de Madrid. Toma ya. Nos dieron una subvención del Ministerio de Cultura por ella y luego se la vendimos a un productor (¿o fue al contrario? No lo recuerdo). Luego, este productor consiguió que se interesara por ella un productor británico y nos contrataron para reescribirla y, en principio, también para dirigirla con la idea de rodarla en inglés. Pero como tantas otras veces, cuando parecía que la película realmente iba a salir… se acabó. Rodar “Topos” costaba demasiado dinero como para dársela a unos novatos como nosotros. Luego el proyecto se intentó montar con otros directores pero tampoco salió. Aunque a lo mejor han pasado siete u ocho años desde aquello, todavía hay productores que me dicen que “es una película que hay que hacer”. Una de las cosas más graciosas del proceso de desarrollo de “Topos” fue que en la primera versión los dos protagonistas eran dos chavales que se enamoraban. Dos chicos quiero decir. A nosotros (ingenuos que éramos) nos parecía que ya estaba bien de que los gays solo pudieran protagonizar películas cuyo tema central era su condición sexual o coprotagonizar historias de heteros en las que su papel solía ser de “alivio cómico”. Cuando el guión empezó a moverse, más de uno y más de dos asumieron automáticamente que Antonio y yo éramos gays y que además éramos pareja (como si solo los gays pudieran escribir sobre gays de forma convincente). Por fin, vencidos por las presiones de los productores, la pareja gay pasó a ser una pareja hetero en la tercera versión del guión.

Una ilustración de Javier Rodríguez y Kano para el dossier de venta de "Topos".

Otra.

Fieras. Coescrito con Antonio Trashorras y David Alcalde, basado en una idea original de éste último (David además iba a ser el director de la película). Resumiendo y simplificando mucho, era “Underworld” mucho antes de “Underworld” pero con un aire casi “cronengbergiano” (sé que la mezcla parece extraña, pero funcionaba). Cuando Antonio y yo nos incorporamos al proyecto ya existía una versión del guión que reescribimos con David. Lo mismo estuvimos dos años dándole vueltas, y cuando por fin terminamos una versión que gustaba tanto a la productora, Sogecine, como al director, nuestro productor nos dijo que Sogecine renunciaba al cine de género. Y nunca más se supo.

1000 y pico de años. Una película de aventuras con mucha acción que escribí en solitario hace cuatro o cinco años para Jorge Iglesias. Leyendo la primera frase que he escrito (“acción” “aventuras”) no sé cómo pudo pasársenos por la cabeza que íbamos a poder venderla. Nunca pasamos del tratamiento, y, aunque algún productor se interesó por él, nadie acabó nunca de verlo claro. A nosotros nos parecía muy buena idea hacer una versión a la española (y mucho más barata, claro), de películas como “National Treasure” (todo giraba alrededor de un misterio relacionado con una excavación arqueológica), aunque con un toque más desenfadado y gamberro tipo “Ocean’s Eleven”. Pero me da la impresión de que solo nos lo parecía a nosotros…

Juego de niños. Más que un remake de la magistral película de Narciso Ibañéz Serrador “¿Quién puede matar a un niño?”, se trataba de una nueva adaptación de la novela en la que estaba inspirada, “El juego de los niños”, de Juan José Plans. La escribí junto al director de la película, David Alcalde. Al principio la escribimos con la idea de que se coprodujera con una empresa mejicana, luego hubo un breve coqueteo con Filmax y después rematamos la que se suponía iba a ser la versión de rodaje para una productora norteamericana. Pero cuando la película ya se había localizado y se había comenzando a hablar de casting, los americanos se rajaron porque el departamento de marketing no sabía cómo iba a vender una película en la que morían niños (¡como si eso fuera una sorpresa después de años de trabajo y con el antecedente de la película de Chicho!). Tiempo después, una persona bastante poderosa dentro del cine español me dijo que el guión le había encantado, pero que si invertía en  una película así se le iban a echar encima. Yo, de verdad que no lo entiendo. En algunos aspectos, parece que estamos peor que en los años 70. Hace poco ha habido algún movimiento que puede resucitar el proyecto. Pero como siempre… ya veremos.

¿Tienen algo que ver estos proyectos con “ese” cine español del que se quejan tanto los foreros?

Creo que no.

Ahora, multiplicad esta cifra por el número de guionistas profesionales (o al menos con una cierta solvencia) que hay en este momento moviendo proyectos por las productoras españolas.

Luego, para no pecar de optimistas, reduzcamos ese número a la mitad, o mejor, dividámoslo por tres. ¿Por qué? Pues porque muchos de esos guiones a lo mejor son una mierda (incluidos los míos). Quién sabe.

Aún así, son muchísimas películas.

Mucho cine por rodar, que podría haber sido y no fue.

Pero que aún, podría ser.

*Acabo de caer en que creo que El Guionista Hastiado escribió por aquí (¿o fue en su blog?) un texto similar hace unos meses. Bueno, eso refuerza aún más mi teoría. Hay mucho guión huérfano por ahí buscando hogar.

55 Responses to OTRO CINE POSIBLE

  1. FLJ dice:

    Señor Muñoz, su concepto de lo que significa “tomarse un descanso” es, cuanto menos, curioso.

    Que por otro lado me parece estupendo, por la parte que me toca…

    Una preguntita. ¿Por qué sería un problema dirigir “Frío” si, por lo que tengo entendido, los productores están encantados de pillar directores noveles, por aquello de pillar más subvención?

    PD: Tener a Kano dispuesto a hacerle a uno los dibujitos es claramente trampa, que lo sepa.

  2. David Muñoz dice:

    Es que, pese a lo que se cree habitualmente, con las subvenciones del Ministerio de Cultura normalmente no puede financiarse una sola película (hombre, a lo mejor una que solo costara 300.000 euros, sí, aunque no lo tengo claro). Sin el dinero de una televisión es prácticamente imposible montar una película como “Frío”, que costaría un poco más de dos millones de euros me parece. En general no es nada fácil que nadie consiga rodar una película, no es fácil ni para los veteranos ni para los noveles.

  3. Kohonera dice:

    Financiación película =
    Crédito ICO, hasta 700mil euros
    + Derechos TV generalista (TVE, hasta 700mil euros; A3, en coproducción; T5, solo producciones propias; las demás, nada)
    + TV autómicas (ni idea)
    + Derechos TV pago (la que hay, hasta 200mil euros)

    En resumen, entre 1 y 2 millones de euracos. Lo demás, con financiación propia de la/s productora/s, que también pueden asociarse varias.

    Esos datos son del año pasado. Ahora serán considerablemente menores, supongo.

  4. pk dice:

    Sí, es posible!
    me gustaría ver “Topos”!
    y ya de paso un desvergonzado spam con este trailer:

  5. E. Martín dice:

    Uno siempre piensa que lo que hace falta es escribir ese guión de género fantástico que nadie se ha atrevido a escribir y en el fondo sospecha (con razón por lo que se ve) que sí que se ha escrito pero que nadie ha querido producir.

    Hace años un compañero de trabajo mío estuvo creando diseños de hombres lobo para un proyecto de Juanma Bajo Ulloa (creo) que, evidententemente, nunca llegó buen puerto. Se ve que para hacer cine fantástico aquí hay que meter hadas guays y plagiar El Espírtu de la Colmena (más guerra civil) o usar la excusa de los fantasmas para hacer un drama familiar con madre coraje.

  6. David Muñoz dice:

    E.Martín: ¿no sería otro cineasta vasco, Tinieblas González? Porque ese guión, “Raíces de sangre”, lo reescribímos Antonio Trashorras y yo para Lolafilms hace un montón de años partiendo de una versión anterior del director y Fernando de Felipe. Si mal no recuerdo, entre otros estuvieron realizando diseños para la película Javi Rodríguez, Kano y Corominas. De todas maneras, cada película es un mundo. Desde luego, el fantástico caro no resulta nada fácil de financiar, pero no existe una fórmula que garantice nada (¡como meter hadas!). Ni siquiera, aunque parezca mentira, lo tiene fácil Guillermo del Toro.

  7. hermanbeiro dice:

    Como cada año el cine español sigue produciendo películas cadáver, aproximadamente unas doscientas películas, de las cuales, la gran mayoría pasan desapercibidas, son fantasmas que a nadie importan excepto a productores que ven en esta industria un negocio a base de la alquimia financiera, jugando con las exigencias de las subvenciones, muy lejos de los intereses comunes del espectador. Se sigue apostando por un aburrido contexto social o histórico que refleja tan sólo una parte de la realidad para caer después en el más absoluto olvido. Fórmulas absurdas y que destruyen el poco cine “made in spain”.

    Últimamente hemos asistido a un nuevo resurgir del enfoque, se ha apostado por un género difícil como lo es el terror y la verdad, parece que el espectador no sólo está preparado para un nuevo cine, sino que exige además, cada vez con mayor acierto, nuevas películas hechas con el corazón y no con la especulación. El cine está para disfrutar, para soñar, para aprender, pero sobretodo, para evadirse al interior de una trama que alimenta nuestra ilusión. No dejemos que nos la quiten. Espero que en un futuro no muy lejano, aprendamos a apreciar el cine tal como se merece y no como a un puñado de burócratas se les antoje.

    • David Muñoz dice:

      Todas las cinematografías producen “películas cadáver”, vamos, que no estrenan.Y no, no hay fórmulas, no hay premeditación. Cada uno produce las películas que cree que debe producir. ¿Para qué? Para ganar dinero. Salvo cuatro kamikazes, claro. no hay una conspiración. Pero bueno, de todo esto ya se ha discutido mucho en este blog y no quiero repetirme.

    • Pianista en un Burdel dice:

      ¡Al rico topicazo!

      Vamos a decirlo una vez más, a ver si se enteran los de la fila de atrás: todas las películas españolas son CINE ESPAÑOL. Y hay de todo, como en botica. La falacia es identificar “cine español” con “mal cine español” y decir que las buenas películas españolas son raras excepciones. Y no es una falacia porque sea mentira, sino porque es verdad EN TODAS PARTES.

      En todas partes reina la mediocridad, coño. No sólo en el cine español. Cuando decimos que algo bueno DESTACA, cuando decimos de algo bueno que es SOBRESALIENTE, es precisamente por contraste con LO NORMAL. ¿O no han oído eso de que el 90% de todo es basura? (Como mínimo.)

    • David Muñoz dice:

      Totalmente de acuerdo. En realidad, me da que muchas veces cuando se dice “buen cine”, se quiere decir “cine espectáculo de presupuesto desmesurado que me han vendido con una campaña descomunal que me ha convencido de que quiero verlo”. Pero en realidad, es que ni siquiera parte del buen cine americano es así. La mayor parte de las películas, americanas también, no se estrenan ni allí ni aquí, no llegan, a veces ni siquiera a editarse en DVD. Y no me refiero a rarezas. La otra noche me vi en DVD “Red”, una especie de western moderno de hace un par de años con Brian Cox que hace unos años sospecho que habría llegado a los cines. Pero ahora… pues no, no es “El príncipe de Persia”, ni está rodada en 3D.

    • Moganhio dice:

      Herman, YA resultan un poco cansinos estos post que se eternizan cada vez que se habla de cine español para llevarse al gato al agua, como si en este país sólo se hicieran películas sobre la guerra civil, putas y maricones y las pocas excepciones sean obras maestras sacadas adelante contra viento y marea en este bendito lugar dónde, como todo el mundo sabe, no te subvencionan una película a no ser que vaya sobre la guerra civil, aparezca el abuelo de Zapatero o salga un cura violando un niño. Ya vale.

      NO hay tantas películas sobre la guerra civil. En IMDB, relacionadas con ‘Spanish Civil War’, aparecen una treintena en los últimos DIEZ AÑOS. Y por cierto, con notas bastante ALTAS. Ahora echa un vistazo a aquellas que aparecen bajo la etiqueta de ‘Horror’ en esos mismos años. Ese mismo genero que según tú es un soplo de aire fresco. Unas doscientas y en buena parte de los casos puntuadas con notas que ni siquiera llegan a un cinco. ¿Y ese es el género revelación? ¿el camino a seguir? ¿estás de coña o no distingues los champiñones de las setas alucinógenas cuando vas al mercado? O dicho de otra manera ¿Porqué lo llamas ‘cine’ cuando quieres decir ‘política’?

    • hermanbeiro dice:

      Primero de todo es sólo una modesta opinión, no pretendo faltar a nadie, nada más lejos de mi intención…para mí “buen cine”, es cine que me hace disfrutar como: El golpe o Cadena perpetua, solo por poner un ejemplo, como celda 211, una peli muy bien hecha, que me hizo disfrutar como pocas pelis en este país. Las pelis buenas para mí son las que voy a ver al cine y pocas de ellas son factoría nacional y eso creo que es bastante habitual, no lo he inventado yo, como tampoco el tejemaneje de las subvenciones de sobras conocido. No hablo de ninguna conspiración, hablo de la puta realidad. No hablo de formulas sino de sentido común. Hablo de emociones y no de dinero (de eso los que saben son los americanos, que han montado una industria como Dios manda, muy diferente a la desorganizada industria europea…ellos si que ganan dinero).
      El cine es como la música y las pelis como las canciones, o son buenas o son malas, no hay término medio, te gustan o no, lo demás son opiniones y todas se han de respetar sin lugar a dudas.
      En cuanto a ti, Moganhio, si te resulta cansino no lo leas, pero ten un poco de respeto, porque imagina que ahora yo te lo pierdo y te digo: ¡Vete a dar lecciones a tu puta madre! Resulta desagradable como puedes comprobar…
      Al resto, un cálido abrazo y disculpad las molestias, es solo una opinión…

    • Moganhio dice:

      Pues mira, no me vale eso de ‘es mi opinión y hay que respetarla’. Es la enésima repetición del típico mensaje político sobre el cine español. Y como tal hay que desenmascararlo: es mentira. Y aunque se repita cien veces, seguirá siendo mentira.

      1. No se han hecho, ni de lejos, tantas películas sobre la guerra civil.

      2. Para colmo, las que se han hecho tienen una media de calidad relativamente alta.

      Para averiguar esto basta una consulta de dos minutos en IMDB. Si se quiere averiguar, claro.

      Y ya de paso, y aunque te lo hayas dejado en el tintero. Pero como siempre va en el mismo pack:

      3. Tampoco se hacen tantas películas sobre putas, travestis y maricones. Básicamente Almodovar y unas cuantas más.

      4. Pero es que además, resulta que estas películas (aunque sólo sea por Almodovar) han tenido más taquilla y reconocimiento internacional que todo el género de terror, sci-fi y fantástico hispano, junto.

      Es decir, que ya vale de colar como opinión lo que es pura tergiversación. Que en este país se hacen muchas películas malas y algunas buenas. Como en Italia, o en Alemania, o en Holanda, o en Rusia, o en cualquier otro país. O en Estados Unidos, sin ir más lejos. Porque el cine español, si lo comparas al cine ‘low budget’ americano, no tiene nada que envidiar (porque puestos a comparar, comparemos entre películas de presupuestos similares).

      Y lo que es más importante: en el hecho de que una película sea buena o mala, no influye para nada la guerra civil.

      PD Ya veo que sabes faltar el respeto. Ahora sólo te falta aprender a hacerlo con gracia y salero. Ánimo, ¡que no es tan dificil!

  8. Kohonera dice:

    El problema es que cuando se ve obligado a pedir dinero debe convencer al dadivoso de que no se lo va a gastar en gansadas ni juergas, en calimocho o en caramelos Paco. Así que, a final, se hacen películas educaditas, de preocupación social, de reivindicación histórica, didácticas, de utilidad. Cine de café-con-leche, de cañita-y-pincho-de-tortilla o, como mucho, de pelotazo-balantines, siendo un poco golfillos.

  9. Oscar dice:

    (Y en más de una ocasión se afirma que la culpa es de “los guionistas”, e incluso que “no hay guionistas”.)

    y luego ven Avatar y todo el mundo alucina, tocalelos…

  10. Carlos dice:

    Desde mi ignorancia pregunto: Si en España no se puede, ¿los guionistas españoles no pueden vender sus ideas en otros países que apuesten más por el cine de género?

    En EEUU seguro que habría productores a los que se les haría la boca agua con ideas como las comentadas en este post. ¿No podéis venderos por allí directamente?

    Después de X veces que resulte que estrenan buenas películas de género producidas fuera de España cuyos guionistas son españoles, quizás aquí empiecen a darse cuenta de que no sería tan descabellado hacer este tipo de películas.

    ¿Soy un ingenuo?

    • Nomzamo dice:

      El problema es que las películas de género que sí se han hecho en España son, en un porcentaje muy elevado, muy flojas (pienso en terror o fantástico). Probablemente debido a carencias presupuestarias o a falta de inventiva para ser plasmadas en la pantalla. O quizás porque queremos imitar un moedlo puramente anglosajón, en lugar de meternos de lleno en el terror castizo…

  11. David Muñoz dice:

    Hola Carlos,

    Tus preguntas y tus dudas requerirían una respuesta mucho más extensa, así que lo mismo escribo una entrada hablando de todo eso. Solo te recuerdo que una de las ideas de las que he hablado, “Topos” era una coproducción con Inglaterra. Aún así, no salió. A veces tenemos la idea de que todo es más fácil por ahí fuera, pero no. Todo cuesta mucho en todas partes. Y en general, las historias no levantan proyectos, y mucho menos los guionistas. Si acaso, y no siempre, lo hacen los directores. Así funciona este negocio.

    David

  12. Lo peor de leer un post por encima, medio dormida por el efecto de la siesta, es empezar a leer un argumento interesante, notar cómo se me despeja la cabeza a medida que avanzo y después darme cuenta de que no son los próximos estrenos del año. Ahora me quedo con ganas de verlos todos, pero sobre todo Cadetes Estelares y Topos (ya me habías ganado párrafos antes, pero terminaste de ponerme de tu parte con el intento de hacer protagonistas a una pareja gay sin que el argumento fuera su romance).

    Leer por encima, a quién se le ocurre. :(

  13. Efectivamente, amigo Muñoz, escribí algo parecido hace meses, pero hablando de proyectos de televisión, así que podemos decir que son posts totalmente complementarios.

    También he de decir que la mayoría de sus proyectos me ponen más que los míos propios, aunque supongo que eso es algo que casi siempre pasa…

    Aquí, el susodicho enlace:
    http://www.fotogramas.es/Blogs/El-guionista-hastiado/Cementerio-de-ideas

  14. Es que el 90% de lo que uno empieza a escribir nunca se hace y los productores españoles son unos testarudos y eso que últimamente se están empezando a hacer cosas. Pero sí, siempre nos dejamos muchas cosas en el tintero. Lo de definir al cine español como un género en el que todas las películas fueran iguales es algo que me parece intolerable.

  15. No creo que el compañero Hernán Biero haya sido tan “faltón”. Yo creo que todos podemos caer en ese tópico, porque nos “toca” el asunto: nos gustaría que el cine español funcionara mejor, e hiciera mejores películas (de media). Pero es cierto: hay que desterrar mitos.

    Lo que era un chiste se ha convertido, de tanto repetirse, en una especie de verdad inamovible. Y no, jolín. Hay buenas películas en cualquier parte; también aquí.

    A mí, personalmente, me ha tranquilizado saber que gente como el autor de este blog quiere contar otro tipo de historias. Quiere decir que hay guionistas con inquietudes diferentes.

    Otra cosa es que puedan salir adelante. Y, ya, de paso, una cuestión: ¿son proyectos “muertos” porque los derechos los tienen otros, o aún son “posibles”?

    • David Muñoz dice:

      Pues hay de todo. Pero todos son proyectos que de alguna manera u otra podrían repescarse.

    • hermanbeiro dice:

      ¡Gracias Fernando!

      Mucha suerte amigo Muñoz, tus propuestas son todas ellas muy interesantes, ojalá un día se hagan realidad. Yo creo que en este país todo está cambiando poco a poco, incluso la selección española empieza a ganar, todo es posible…podemos!

      Un abrazo lleno de optimismo!

  16. Ah, otra cosa, a ver qué opináis: ¿cuánto creéis que es el presupuesto mínimo necesario para sacar adelante un proyecto de esos géneros que plantea el señor Muñoz?

    ¿De verdad es todo tan caro? Bueno, a lo mejor son los actores los que se llevan más dinero, no sé… Pero de algún sitio se podrá recortar ¿no?

    • David Muñoz dice:

      Pues sí, es todo tan caro por desgracia. Aunque no es lo mismo “Frío”, que podría costar dos millones de euros, que “Cadetes estelares”, que se iría fácilmente a los 6 si se quiere hacer en condiciones. De todas maneras, ahora mismo la cosa no está fácil ni siquiera para proyectos realmente baratos.

  17. Xtian Romero dice:

    Hola, soy un colombiano, ando terminando mis estudios de cine, y pues en lo que he estado especializándome, es en la escritura de guion, soy una suerte de guionista principiante y no saben lo valioso que es para mi este blog.

    ¿De verdad se quejan los españoles por la variedad de su cine?, me parece bien irónico, aquí en Colombia hay una aversión total del colombiano por su propio cine, pues siempre alegan que es de guerrillas, narcotráfico, sicarios etc, etc, etc, y pasa lo mismo que comentabas respecto al cine de la guerra civil, de las escasas 12 películas anuales que hacen en nuestro país, son pocas las que tratan estos temas, ahora bien, si es difícil pensar en cine de genero por estos lares, pues las subvenciones que se dan para el desarrollo de proyectos siempre van encaminadas a los que retratan la “realidad de nuestro país”, pero ojo, no estoy diciendo que esto sea malo, el cine es el mejor medio para que elaboremos duelo de los males que aquejan nuestra sociedad, pero todo hay que decirlo, dosis de cine de genero lo necesitamos, y mas en una “industria” tan pequeña como la nuestra, donde nadie se interesa en invertir, donde el publico masivo que paga una boleta y ayuda a sostenerla no son precisamente intelectuales con ganas de reflexionar el mundo.

    Disfrute mucho leyendo tus ideas, y me identifique demasiado; en mis carpetas personales tengo un sin número de guiones (de cortometrajes obviamente, apenas estoy empezando, y además, no estoy diciendo que sean buenos) de fantasmas, zombies, hasta viajes en le tiempo y gangsters, y muchos los leen y dicen, hey! están cool, pero pues, ¿zombies aquí en Colombia?, si, es desalentador, por lo que no entiendo por que se quejan en tu país, donde por lo menos entre su cartelera cuentas películas como REC, Los Cronocrimenes, Celda 211, y un montón de películas que consumo de su industria, cuando aquí es difícil que se asome alguna en una pantalla de nuestros cines. De todas maneras seguiremos en la lucha para algún día hacernos una de muertos vivientes en mi amada patria, y , digan lo que digan, sueño con poder ir a estudiar a su país, no me desalientan jajajaja. Chao.

  18. Kohonera dice:

    Ejemplo de otro cine español posible… hecho fuera de España: “Blackthorn”, dirigido por Mateo Gil, sobre guión de Miguel Barros, y basado en el personaje de Butch Cassidy, que en esta ficción no está muerto sino que tiene 60 años y que conoce a un joven ingeniero español y atracador de bancos en ciernes. Todo ello rodado en Bolivía y con Sam Shepard y Eduardo Noriega como protas.

    • Pianista en un Burdel dice:

      ¿Alguien ha leído el guión?

    • Kohonera dice:

      Yo no, pero “fusilo” aquí la sinopsis copiada de cinencuentro.com:

      James Blackthorn es un gringo viejo que vive discretamente en los valles tropicales de Bolivia. Se dedica a la cría de caballos y tiene una amistad especial con una mujer nativa. Se está haciendo mayor y quiere morir en su tierra, Estados Unidos.

      Su nombre real es Butch Cassidy, uno de los últimos y más famosos forajidos del lejano Oeste. Pero su leyenda prácticamente se ha desvanecido ya que todo el mundo cree que está muerto.

      Mientras cruza la meseta de camino a su casa, James se encuentra con otro jinete, bastante más joven e inexperto. Un ingeniero de minas español llamado Ernesto Apodaca que está huyendo después de haber robado una mina.

      Volviendo a sus orígenes y dada su necesidad de dinero, ya que por culpa del español ha perdido el caballo con todos sus ahorros, Blackthorn decide acompañarlo en su desesperada huida por Bolivia. Durante este tiempo, los dos hombres, aunque son muy diferentes, se convierten en amigos entre la violencia y la soledad del desierto boliviano.
      Pero Blackthorn no es el único que esconde un secreto… En tierra de nadie y perseguidos por más y más hombres armados, ambos no tendrán otra opción que revelar sus verdaderas intenciones y enfrentarse a la realidad, de una vez por todas.

      Por cierto, se trata de una producción española, de Arcadia.

  19. Jota78 dice:

    Me he sentido muy identificado con este post. Y menos solo.

    Por cierto, curiosamente, alguien me ofreció hace un lustro reescribir el guión de lo que luego sería Eskalofrío… Yo creo que en aquella versión ya había tres nombres en portada, así que no sería el guión original. No pude hacerlo por falta de tiempo.

  20. El osito Teddy dice:

    Menudos productores más ruines y avariciosos que no nos quieren soltar por las buenas seis millones de euros. Sin duda son ellos y no otros los que fastidian al cine Español.

    • David Muñoz dice:

      Osito Teddy: no sé a quién te refieres con ese comentario, pero por si acaso, aclaro una cosa que me parece obvia: en el caso de que se rodara alguno de esos guiones, a mí no me iban a “soltar” precisamente esos millones, y además, tampoco lo “soltarían” ellos. El productor aporta un porcentaje del presupuesto de la película, no todo, el resto lo tramita o lo gestiona, como lo quieras llamar. Y cuando lo suelta, no lo “suelta”, no lo regala; lo invierte, pensando en ganar más. Lo que comento en mi post es que existen otras historias, otras posibles vías, para ganar dinero con el cine. Y faltan más productores y más televisiones que lo vean así. Pero vamos, que también digo en mi entrada que no coincido con el punto de vista que insiste en los tópicos al uso sobre el cine español.

    • El osito Teddy dice:

      Desde esta web siempre se ha solicitado arrojar discernimiento hacia con los guionistas y su trabajo, que en la mayor parte de las veces es realizado bajo una limitación evidente, adulteraciones posteriores, prejuicios etc… desviándose normalmente lo máximo posible el resultado final a la primera concepción. Esta entrada es un ejemplo. No entiendo entonces por que esta comprensión no puede ir también destinada a los productores.

      Si en nuestra cinematografía apenas se gana dinero no es muy difícil suponer que no se esté muy por la labor de desembuchar 6 millones de euros así por las buenas. El sentido común nos dice que si el cine “terrenal” apenas interesa, en qué va a mejorar por tratarse de ciencia ficción como para encima responsabilizar a esta gente por no saltar al abismo.

    • Kohonera dice:

      Pues como los generadores del producto que son, alguna responsabilidad tienen, sí, tanto para bien como para mal.

      Sin inversión no hay ganancia, ¿no? Y este es un negocio caro así que se necesita dinero, más dinero que en otros sectores, qué le vamos a hacer. También se pueden elaborar buenos productos con poco dinero. A eso se le llama artesanía.

      Cualquiera pensaría por tu comentario que NO son los productores los que deben soltar es seis millones de euros para hacer una película. Si no es ese su papel, ¿cuál es?. Lo que pasa es que tal como lo expones parece que ese dinero lo ponen unos pobres señores de mediana edad a los que unos jovenzuelos caprichosos e irresponsables les pegan un sablazo para irse de farra.

    • El osito Teddy dice:

      Claro, hombre. Los productores deben soltar seis millones de euros. AHORA.

    • Kohonera dice:

      Lo de AHORA lo dices tú. No entro a discutir si seis o seiscientos. Lo que digo es que los productores son los que deben encargarse de la pasta, sea suya (la menos de las veces), mendigada o prestada.

    • El osito Teddy dice:

      Jajajajaja… si es que vaya morro.

      Ahora va a resultar que (como dijiste) es responsabilidad suya tener que darte dinero para tu proyecto, independientemente de la cantidad o independientemente de como se les quiera llamar: productores, mendigos,prestamistas de productores… etc. ¿Responsabilidad de qué? ¿ A quién tienen que responder? ¿A ti?

    • El osito Teddy dice:

      Ah, y otro apunte que parece que tienes un lío. Los “generadores del producto” no son los productores. Son los guionistas . Los productores no hacen más que adquirir ese contenido ya generado para sacarle la rentabilidad que crean conveniente.

    • Kohonera dice:

      Teddy, me parece que el que no se entera eres tú, o que no hablamos con los mismo términos. El producto que se vende es un película, no un guión. Y el productor el dueño de esa película, por lo tanto es el generador del producto. Es el productor quien decide poner en marcha el sistema de producción y para ello suele recurrir, entre otros, a un guionista, y a unos actores, y a un director y a unos técnicos…

      Y no digo que sea obligación del productor darme los 6 millones de euros para hacer MI proyecto. Lee otra vez sin prejuicios y verás que lo que digo es que, si te metes a productor, tu trabajo es conseguir dinero para producir. A eso me refiero con su responsabilidad dentro de este negocio. Así de sencillo. Unos veces será más y otras menos.

      Y no será MI proyecto sino SU proyecto, porque lo habrá comprado. Pero nadie le obliga a tener que comprármelo, por supuesto. De tan obvio como es, ni se me había ocurrido que alguien lo pensase.

    • El osito Teddy dice:

      Lo demagógico es pensar que porque posean dinero la responsabilidad de que no exista este tipo de historias tenga que ser suya.

  21. No sé qué quería decir Osito Teddy, pero los productores, de poner dinero propio, poco. Y el guionista se lleva un porcentaje miserable del presupuesto. A mí me resulta de chiste que una peli cueste 3 millones de euros y el guionista se lleve 30.000 euros. Algunos, sin duda hasta cobrarán menos.

    El productor es el que gestiona la pasta, pero casi toda le viene de ayudas que obtiene de las televisiones, las comunidades autónomas, etc. Algo pondrá, pero dudo que sea mucho.

    Y vamos, que perder dinero, no suelen. En general. No es que sean precisamente una especie de hermanitas de la caridad que apuestan por jóvenes talentos.

    Y eso por no meternos en esos productores que estafan, o lavan dinero negro con el cine…

  22. Regla dice:

    Es una lástima que no lleguemos a ver en la pantalla esos proyectos, que se quedan en el tintero, David. Al espectador no le queda otra que opinar sólo sobre lo que ve y que suele ser muy poco, en relación con lo que llega a producirse realmente. Cómo mucho la media de pelis españolas, que suelen verse al año no pasa de 10. De manera, que es fácil caer en los tópicos, al confundir esa parte conocida del cine español, con todo el cine español, que se produce. Y en esa proporción de películas que se ven o se conocen, se incluyen siempre las de la Guerra Civil (que luego vemos repetidamente en la televisión), con el mismo punto de mira y la exaltación del mismo bando. El mismo perro, con distinto collar. Hasta el propio Wyoming, que no se destaca precisamente por ser enemigo del cine español ha caído en el tópico. Coincido en que la realidad del cine español sea extrapolable a otras cinematografías. Mal cine se hace en todas partes, no tenemos nosotros la exclusiva.
    Sin duda, otro cine es posible. Alejandro Amenabar lo ha demostrado siempre con sus contadas y variadas producciones, que por lo demás se han visto respaldadas en la taquilla. El cine espectaculo es caro, pero “Agora” es una producción española espectacular y ambiciosa (a pesar de las críticas al guión), que sólo en España ha conseguido recuperar casi la mitad de la inversión.
    Otro cine es posible, la película de animación “Planet 51”, también lo ha demostrado en la taquilla.
    Al igual que lo demostró en su día, la película de terror “El Orfanato”, dirigida por J.A Bayona.
    El mismo Guillermo del Toro, destacó: “Puede haber guiones con destellos de talento, pero casi nunca piden convertirse en película. Sin duda, El Orfanato es una excepción”.
    Los ejemplos que he señalado ¿no debería dar alguna pista a guionistas y productores, para replantearse dónde invertir su tiempo, su dinero y su esfuerzo, en vista a obtener mejores resultados?

    • Kohonera dice:

      ¿Y no son tus propios ejemplos una respuesta a la tu misma pregunta? Ya hay guionistas y productores que piensan en un nuevo cine. No puedes resistirlo y vuelves a la Guerra Civil. Yo no recuerdo un sólo título de los últimos años relacionado con la Guerra Civil, excepto “Los girasoles ciegos”, y trata, siendo puristas, de la postguerra.

      Creo que la Guerra Civil es un escenario magnífico, como conflicto extremo, para hacer películas de género, bélico, por supuesto, que no se ha hecho, pero también thriller, películas de compañerismo, road-movies, incluso western, por no hablar de historias de amor. Vamos, lo que se ha venido haciendo con la Segunda Guerra Mundial, con Vietman y ahora se hace con Irak.

      Creo que lo que se intenta etiquetar como película de “Guerra Civil” son todas esas cintas de reivindicación de las víctimas republicanas a manos de los golpistas. Supongo que es a eso a lo que te refieres cuando dices “con el mismo punto de vista y la exaltación del mismo bando”. Considero que era una etapa por la que había que pasar y, qué le vamos a hacer, uno de los bandos fue mucho peor que el otro. Hay que aguantarse cuando a uno le señalan las vergüenzas con razón. Durante muchos años se hicieron las películas que exaltaban justo lo contrario: la Cruzada y sus santos valores. Quid pro quo, como diría mi querido psicópata.

      Pero la Guerra Civil todavía puede dar para ese otro cine que se puede hacer.

    • Regla dice:

      “No puedes resistirlo y vuelves a la Guerra Civil”. No sé que habrás entendido exactamente, pero, sólo trataba explicar porque se cae en el tópico de pensar que la Guerra Civil es uno de los temas recurrentes en el Cine Español.
      Y sí, otro cine sobre la Guerra Civil, explotando otros géneros, es posible. “El Laberinto del Fauno y El Espinazo del Diablo” que destacan en ese sentido, ni siquiera son dirigidas por un director español. Al menos, “el mismo punto de vista y la exaltación del mismo bando” se desarrolla con más originalidad y creatividad.
      Y sí, otro cine sobre la Guerra Civil todavía es posible, aunque, permíteme dudar que lo sea, después de treinta años, sin poder resistir la tentación de “señalar las verguenzas del otro bando”, una y otra vez. Y los que nos quedan…Pues nada, a seguir “señalando” y a seguir aguantando las críticas.

  23. Comentando lo que dice Regla, pienso que los ejecutivos y productores ven lo que quieren ver, porque, en parte, como dice Teddy, al final son ellos los que tienen que mover toda la historia. Pero algo deben estar haciendo mal para que, al final, los directores de éxito, en cuanto pueden, montan su propia productora. Pienso en el mismo Amenábar o en Alex de la Iglesia.

    Si, en realidad, el trabajo del productor va a ser “mandar” a otros a que realicen memorias para presentarlas a subvenciones o televisiones, digo yo que muchos acabarán diciendo, pues eso puedo hacerlo yo.

    Y si hay que poner dinero, como no es que los productores se hiernan, pues lo ponen estos directores-productores. Aunque pierdan, como le ha podido pasar a Amenábar con la peli de su colega Oskar Santos.

  24. Y a todo esto, venga: que voy a echar la bonoloto, a ver si puedo yo producir algún día las películas que me gustaría ver en cine.

  25. Caco dice:

    Lo de “el cine español solo hace películas sobre la guerra civil” sería divertido si no fuera tan trágico, porque demuestra el desconocimiento que tiene la mayoría del público español sobre el cine nacional.

    Además, lo curioso es como se interpreta cine de guerra civil casi cualquier cosa: los años de postguerra, los años de preguerra (normalmente todo el periodo republicano, pero según los particulares criterios de cada uno, se puede ampliar hasta la guerra de África (total, ahí estabn Franco y Millán Astray ¿no?). Igualmente he visto gente decir que “Salvador” es otra película sobre la guerra civil (igualmente, todavía estaba vivo Franco). El proximo film de Alex de la Iglesia es “otra de la guerra civil” aunque la trama principal, según parece, transcurre en los años 70.

    En general, creo que los españoles seguimos con ese prejuicio absurdo de todo lo español es malo.

  26. Caco dice:

    David: ¿te has planteado reconveritr alguno de esos guiones en historieta? ya que no tiene salida en un medio, quizás sí en el otro.
    Lo he pensado porque el argumento de “cadetes del espacio” me ha recordado, en parte, al tebeo que hiciste con Trashorras y Luis Bustos, “residuos”.

  27. David Muñoz dice:

    La verdad es que no me he planteado convertir ninguno de estos proyectos en cómic. Además, dado que todos han sido vendidos, sería un follón desde el punto contractual. Y no sé… cuando me imagino una historia como un cómic o una película, me cuesta mucho verla de otra manera. ¡Y tampoco te creas que es tan fácil publicar un cómic en unas condiciones medio decentes!

  28. Caco dice:

    Sí, me temo que la mía era una sugerencia hecha desde el desconocimiento o la comodidad de ser espectador: siempre se ve más chico el toro desde la barrera.
    Bueno, he conocido a gente que ha intentado publicar y llevado sus proyectos a distintas editoriales y ya he visto que tampoco es nada fácil. Pero por lo que estoy aprendiendo, lograr realizar y estrenar una película es má difícil que te toque el gordo de Navidad.

  29. Os invito a leer estas reflexiones sobre las subvenciones al cine español:

    http://observadorsubjetivo.blogspot.com/2010/07/por-que-hay-que-subvencionar-el-mal.html

A %d blogueros les gusta esto: