EL TRABAJO DEL GUIONISTA ES UN TRABAJO COLECTIVO

Por Guillermo Zapata.

Hace una cantidad poco razonable de meses, me invitaron a escribir algo para Bloguionistas. El problema es que era absolutamente incapaz de encontrar un tema concreto que pudiere serle útil a alguien y que no se estuviera tratando ya con profundidad en la página. Por ese motivo lo he ido retrasando hasta ahora.

Hace unas semanas llegué a la conclusión de que hay al menos dos asuntos de los que se ha hablado poco o muy poco por aquí. Dedicaré este primer texto a hablar de uno de ellos: El trabajo del guionista (en televisión) no es un trabajo solitario.

Tengo la sensación de que en el proceso de contar cómo se desarrolla un guión se deja muchas veces fuera que el trabajo en televisión es sobre todo y por encima de todo, un trabajo colectivo. Que el guionista no es contratado (o no sólo) por sus habilidades “técnicas” sino principalmente por sus habilidades sociales y “mentales”. Dicho mal, que no te pagan por tus manos y tus diálogos, sino por tu cabeza y tus ideas. Y también, claro, por tu capacidad para relacionarte con otros.

La televisión es una industria y produce unos productos llamados series que constan de capítulos. Esa unidad mínima, el capítulo, sólo tiene sentido si se relaciona con los que le preceden y con los que van después. Esa relación se establece a través de dos cosas:

1.- Las continuidades de tramas y personajes

2.- Las constantes de la serie como producto y como marca.

El capítulo, por tanto, no es un producto, sino una parte del mismo. Por eso, la idea de “serie de autor” es algo que podríamos empezar a desterrar ya mismo.

En serio, hasta Perdidos la pensaron entre, al menos, tres personas. Hasta Aaron Sorkin tuvo que dejarlo una temporada y recuperar fuerzas cuando escribía El Ala Oeste de la Casa Blanca. Los guiones de Buffy, oh sorpresa, no los escribía todos Joss Whedon.

Para que un capítulo tenga sentido en la serie es necesario un trabajo colectivo (eso sin entrar en los capítulos escritos a medias o entre varias personas. Yo he trabajado toda la vida siguiendo ese método) En mi experiencia ese trabajo colectivo tiene dos momentos centrales que son los más importantes de la producción de una serie (especialmente el primero):

-La pizarra de tramas

-El desarrollo de un capítulo.

Digamos que la pizarra de tramas hace referencia a las continuidades de la temporada. Un documento personaje a personaje que nos va indicando de dónde a dónde vamos a avanzar. Ese documento, generalmente perfilado por el coordinador de guiones, es una especie de biblia después de la biblia. Sin él no hay temporada, y con él puede haber una temporada muy mala o excelente.

Ese trabajo de pura imaginación es un trabajo que se hace alrededor de una mesa, con tus compañeros de trabajo. Y es un placer. El espíritu de trabajo que destilan esas sesiones me recuerda un poco al primer acto de las películas de ladrones y timos: cuando se junta al equipo. “Cuevas y Toledano están organizando un trabajito con los de Sony al otro lado del río”. “Es una cosa sencilla, tres meses de trabajo”. Luego nunca es sencillo, ni son tres meses de trabajo, pero el espíritu es ése.

Lo más importante de esas sesiones es que por un lado tienes la obligación de poner en la mesa cualquier idea, por loca que sea y por otro lado tienes la oportunidad de que te digan (y de decir) “vaya puta mierda acabas de soltar”. Las ideas son todas buenas, hasta las malas. Las únicas malas ideas son las que no se dicen.

Algo parecido sucede cuando en vez de en las tramas de una temporada, se entra en el capítulo en sí. Digamos que es el paso entre lo que sucede, y el cómo sucede lo que tiene que suceder.

En la primera fase se puede haber quedado en que Juan y Pepa van a besarse, sí, ¿pero cómo? ¿Cómo llegan a ese momento? ¿Qué fue lo último que Juan le dijo a Pepa? No es lo mismo si le dijo “ya nos veremos” que si le dijo “ahí te pudras”. Por eso es necesario pensar el cómo de manera colectiva. Ordenar los pasos de forma común.

Es verdad que hay series (o momentos) en los que es imposible, y tú te limitas a recibir un documento que dice “en el capítulo 27, tras una fuerte discusión sobre las constantes mentiras de Pepa, Juan y ella se enrollan apasionadamente”.

Sí, son documentos muy divertidos.

Incluso en esos momentos de escritura solitaria, uno termina por llamar a la persona que escribió el capítulo anterior (o mejor, que lo está escribiendo en ese mismo momento), y le dice “oye, esas mentiras que se interponen entre Pepa y Juan… ¿Qué coños de mentiras son? ¿Tú que has puesto?” Y hablarlo.

Por eso, las series no las escriben guionistas, sino grupos de guionistas. Y eso genera una camaradería y una confianza que permite que las cosas salgan mejor. porque dos cerebros de persona normal tienen mejores ideas que un solo cerebro de genio, de verdad.

Por eso a veces a los productores ejecutivos les da miedo entrar en la sala de guionistas.

Y eso, pues también es bonito.

Advertisements

10 Responses to EL TRABAJO DEL GUIONISTA ES UN TRABAJO COLECTIVO

  1. FLJ dice:

    Por tocar los cojones un poco (desde el cariño siempre): Sorkin apenas faltó cinco o seis episodios de El Ala Oesta, y todos muy repartidos. Vamos, que el hombre era el pilar de la serie.

    Así se notó el bajonazo, cuando se fue al final de la cuarta temporada…

    Creo, eso sí, que es de los pocos ejemplos.

    • … y por contraste, los mejores episodios de Buffy, precisamente, no los escribió Joss Whedon ;) _salvo dos enormes que sí son suyos y además los dirigió_.

  2. cansadoyconfuso dice:

    Mmmm… estoy de acuerdo, y no estoy de acuerdo.

    Es cierto que esas pizarras, esas reuniones de guionistas acaban aportando multitud de detalles a la serie que un sólo guionista no va a aportar (salvo excepciones). Pero también es cierto que las series tienen que tener un alma, un núcleo, una cabeza, un norte. Y a menudo eso lo da un guionista, o una pareja de guionistas. Todos colaboran en Mad Men, o en The Sopranos, o en The Wire, o en The Shield. Pero la última palabra la tienen Matthew Weiner, David Chase, David Simon o Shawn Ryan. Porque el universo de la serie sale de ellos, y ellos son la última autoridad para decir qué entra dentro o no de ese universo.

    Todo eso, sin demérito del trabajo en equipo.

  3. Regla dice:

    Gracias por su artículo, Guillermo. Su clara exposición, en este proceso de escribir guiones de series, responde a una de las preguntas que yo planteaba en este blog: ¿Dónde comienza el auténtico proceso creativo, con la misma sinopsis (biblia) ó a partir de ella? En ocasiones conviene retroceder al menú principal y la utilidad de su artículo, en este sentido, es clara.
    Respecto al “alma, nucleo, cabeza y norte..de las series”, que se menciona en el comentario posterior, es precisamente el contenido de esa pizarra de tramas, perfilada por el coordinador. De ahí, que el mayor poder decisión y la mayor responsabilidad recaígan sobre éste. La pizarra de tramas marca el rumbo en la posible continuidad y determina, en buena parte, la calidad de la serie. La misma forma de trabajar y el hecho de que no funcione un équipo de trabajo, podría explicar las diferencias sustanciales, que se pueden apreciar de una temporada a otra y también los desajustes en la trama, junto con la falta de coherencia, que puede percibir el espectador de un capítulo a otro. Vamos, que lo deseable para el équipo de guionistas, sería que el espectador exclamase: “Lo han bordado! Estos guionistas no dan puntada sin hilo”, en lugar de decir, “Cómo se les ha ido la pinza, ésto, no hay por donde cogerlo”.
    Un saludo.

  4. […] This post was mentioned on Twitter by casiopeaexpres. casiopeaexpres said: http://bloguionistas.wordpress.com/2010/04/30/el-trabajo-del-guionista-es-un-trabajo-colectivo/ Y mi aportación del viernes a Bloguionistas […]

  5. Hortensia dice:

    El trabajo del guionista de televisión es colectivo en dependencia de la televisora, el proyecto e incluso el país. Lo mejor de todo esto es que no existen absolutos.
    Tengo otra experiencia y otro punto de vista sobre el asunto. Para mí el inicio del proceso creativo es la Sinopsis! Es la raíz de todo lo que vendrá después! Como negarle su autenticidad?
    El Norte y la cabeza presuponen una idea, un punto de partida que luego será desarrollado. El verdadero proceso creativo, está en el núcleo de toda creación y no en las ramas (claro que sin creatividad en las tramas, el núcleo no avanza).
    No podemos olvidar que cuando se adaptan series o filmes de novelas, teatros, etc., es absolutamente obligatorio el crédito: Inspirado en… a partir de una Idea Original de… Basado en…
    Si la Sinopsis no fuese tan importante, estos créditos saldrían en letrita pequeña al final.

    No conozco la generalidad de la producción televisiva española. Pero sé de por lo menos un caso, en el que el coordinador – gran guionista y gran cabeza – cuenta con un excelente equipo que desarrolla a solas, o sea individualmente sus guiones. Como es evidente se discute en equipo las escaletas, pero cada quién escribe individualmente los episodios.
    El guión es un trabajo solitario…, incluso cuando se escribe a cuatro manos y tienes compañía, lo considero igualmente un acto solitario.
    No hay un grupo alrededor de ti decidiendo cada diálogo del guión. Me resulta algo caótico este estilo de trabajo, generalmente no da muy buenos resultados… se pierde el Norte con tantos timoneles. Es como un pastiche donde siempre falta la unidad, por muy buen coordinador que se tenga.
    Es mi experiencia…
    En toda creación existe la retroalimentación, con el director, el equipo técnico, el coordinador, los actores, etc… pero por dios, sentarse a escribir y desarrollar, eso es un acto solitario. A lo mejor soy una antigua, pero no conseguiría escribir en una cafetería o con un grupo de cinco personas, con cuarenta sonidos a mi alrededor, interfiriendo en la historia.
    El desarrollo de mis guiones ha sido siempre un trabajo de ermitaña, lo mismo ficción, animación que entretenimiento.
    Fuera de España y como me gusta machacar en otras direcciones… en mi país por ejemplo, el guionista aún trabaja en solitario, existe sí, un “guionismo de autor”, lo mismo para series que para telenovelas o dramatizados unitarios, los ahora llamados teleplays. En Brasil, un Aguinaldo Silva o una Gloria Pérez, por ejemplo, trabajan en solitario y así sucesivamnente.
    Aquí en Dinamarca estoy viendo ahora mismo una serie fantástica llamada “Lulu and Leon”, grandiosa! Extremamente bien hecha, guión, actores, dirección, y el guionista es uno solo.

    Para que un episodio tenga sentido y coherencia hacen falta apenas, buenos guionistas, trabajen ellos solos o colectivamente. Los dos momentos centrales que marca el autor del Post, descalifica la importancia del corazón de toda la producción: UNA BUENA IDEA!

  6. Regla dice:

    Creo que la esencia y el proceso de escribir guiones que usted plantea, Hortensia, no difire tanto del proceso que plantea el autor del post, más bien lo complementa, el hecho de exponer desde su propia experiencia, que también puede hacerse perfectamente en solitario.
    Sin embargo, no pienso que los momentos centrales que marca el autor del post, “descalifiquen la importancia del corazón de toda la producción: Una buena idea”.
    Precisamente, el artículo incide en que básicamente a un guionista le contratan precisamente por sus ideas. Entiendo, que la pizarra de tramas, tal como señala el autor, al referirse a las continuidades de la temporada, como una segunda biblia, lleva implícito ese nucleo, ese norte y esa idea a partir de la cual, se trabaja y se desarrolla la trama. Puede que esté equivocada y que el autor sugiera algo distinto.
    Totalmente de acuerdo en que no hay que restarle autenticidad a la sinopsis, Hortensia. Así lo he entendido también en el artículo. Para mí, el auténtico proceso creativo empieza con ella, aunque algunos posts publicados en este blog se hayan prestado a confusión, con el tema.
    Por último, comentar, que el sentido y la coherencia de un episodio ó de una temporada entera, cuando se trabaja colectivamente, responde a una buena coordinación y a saber trabajar en equipo.

  7. Hortensia dice:

    Regla, me quedo con el primer párrafo de su exposición, porque es un contrasentido en nuestra profesión, absolutizar.

  8. gabriela dice:

    bueno yo soy nueva y perdon por mis faltas de ortografia pero solo tengo 16 a;os y la verdad la ortografia no es mi fuerte ,pero tengo una pregunta que habla sobre lo guionistas pero no neseriamente de que es colectivo o solitario, como es que se empieza ese trabajop es decir se puede hacer una serie aunque seas joven y no tengas diplomados o algun papel que te diga que es lo que puedes hacer?

    • Hola Gabriela. Te cuento, no hay nada (ni títulos, ni certificados oficiales) que permita (o impida) trabajar en una serie de televisión (Bueno, tener la edad mínima para trabajar). Tan solo que te cojan. Te cojen o por tu experiencia previa o por que has hecho una prueba para la misma o por algún contacto.

      Lo que pasa es que probablemente con 16 años no tengas la experiencia necesaria. No me refiero a la experiencia laboral, sino a que probablemente no hayas escrito lo suficiente para aprender de tus propios errores. Si tienes paciencia puedes dedicar estos años a formarte en escuelas o en talleres (hay miles) o buscar libros que te ayuden y comprarlos o descargarlos (hay millones)

      Yo te recomendaría que no pararas de escribir y así fueras aprendiendo.

      Pd.- Lo de las faltas es bastante importante, pero cuanto más escribas menos cometeras (te lo digo yo, que siempre he tenido muchas)

      Un saludo.

A %d blogueros les gusta esto: