POR EL ORTO

por Pianista en un Burdel.

Esta mañana me ha llegado a mi email, traspasando hábilmente el filtro antispam, el Boletín de Empleos y Eventos de Cinemavip. Un documento comparable a esos folletos de bares topless que insisten en ponerte en la mano cuando vas por la noche por Gran Vía esquina a San Bernardo: bajo un título prometedor, y tras un esfuerzo tenaz por llegar a ti, se esconde la más fétida sordidez.

Como soy un cínico, he echado un vistazo rápido, pensando ¿qué apostamos a que no hay trabajos remunerados para guionistas? Bingo. Ni uno. Pero naturalmente, sí había ofertas de colaboraciones “desinteresadas” para guionistas. Ojo al dato:

Pasemos por alto lo de llamar “empleo” a este TIMO, y el curioso concepto que tienen de lo que son las “aptitudes”. Pasemos por alto la chulada de los “beneficios adicionales” (adicionales ¿a qué?) e incluso la evidente muestra de locura que es pensar que se tiene un “ambicioso proyecto” cuando aún no hay ni un guión.

Centrémonos en la palabra PSINOPSIS.

Porque ése, para mí, es el síntoma más claro de que esto es un timo. La mayor parte de los TARADOS que publican mensajes de esta índole en Internet cometen fallos al escribir palabras como GUIONISTA (el clásico guionsita), SINOPSIS (cuántas veces hemos leído sipnosis) o muchas otras palabras clave que todo guionista debería escribir sin errores.

Ustedes pensarán que exagero. Puede ser. Pero ambas cosas (la locura del mensaje y la falta de ortografía) coinciden tantas veces, pero tantas TANTAS, que he renunciado a buscarle una explicación lógica. Es superstición, de acuerdo. Pero FUNCIONA.

Y si no, fíjense en las contestaciones que obtiene un anuncio tan evidentemente sospechoso:

Ni uno, NI UNO SOLO de los cuatro comentarios (supuestamente publicados por guionistas, por escritores) está correctamente escrito.

Observen cómo las erratas abundan sobre todo en palabras particularmente relacionadas con la profesión: dirijirlo, sinópsis, cinemavips.

A estas alturas estarán ustedes pensando que soy un talibán de la ortografía. A MUCHA HONRA. Podría intentar explicarme, pero para qué: sólo conseguiría convencer a los ya convencidos. Los ignorantes seguirán escribiendo como ignorantes, diga yo lo que diga. Al fin y al cabo, si no son capaces de distinguir entre porque, por que, porqué y por qué… ¿Cómo iban a distinguir un argumento razonable de una convicción estúpida?

Así que, mejor que explicarme, probaré a dar una colleja, a ver si alguien reacciona.

Se habrán ustedes topado alguna vez con la clásica discusión sobre ortografía en un foro de Internet:

– Un usuario publica un mensaje con faltas de ortografía.

– Un segundo usuario le recrimina por las faltas.

– El primer usuario acusa al segundo de ser excesivamente puntilloso, y afirma que se le ha entendido perfectamente.

– Alguien cita a García Márquez y su propuesta de jubilar la ortografía.

– Otros usuarios entran a opinar, cada vez más radicalmente.

– Alguien llama fascista a alguien.

Cuando esta discusión tiene lugar en un foro de guionistas, siempre llega el momento en que el primer usuario y sus defensores esgrimen el argumento:

Lo importante no es la ortografía, sino la historia.

O alguna de sus múltiples variantes:

Las faltas de ortografía no se ven en pantalla.

Un guión sin faltas no es necesariamente mejor.

Etc.

A todos los primeros usuarios y sus defensores, quiero lanzarles un mensaje:

ANDA Y QUE OS DEN

Si tuviérais que leer guiones y escaletas a diario, os daríais cuenta de hasta qué punto es importante la ortografía. La ortografía de los guiones es a un lector profesional lo que a un médico es la higiene de sus pacientes. Pensad durante cinco segundos en ello, si es que el cerebro os da para tanto. Imaginad que sois ginecólogos o proctólogos. Naturalmente que se puede tratar a un paciente que viene sin lavar. Pero no tiene ni puta gracia.

Si realmente hubiérais escrito más de UN PUTO GUIÓN, ya os habríais preocupado de mejorar vuestra ortografía. Y si lo pensáis un poco, veréis que memorizar las reglas de la ortografía lleva menos tiempo que discutirlas en un foro de Internet, o que inventar complicadas conspiraciones de enchufismo por las cuales NADIE quiere leerse vuestro puto guión lleno de faltas.

Y otra cosa: mi experiencia como lector de guiones (y creedme, he leído MUCHOS) me capacita para afirmar que

NUEVE DE CADA DIEZ GUIONES PRODUCIDOS NO TIENEN FALTAS DE ORTOGRAFÍA

NUEVE DE CADA DIEZ GUIONES CON FALTAS DE ORTOGRAFÍA SON UNA PUTA MIERDA

Son observaciones empíricas. Se puede discutir su universalidad, pero no su verdad. Y de ellas se destila un consejo tan claro y tan fácil de seguir como el clásico y maternal lleva siempre ropa interior limpia, por lo que pueda pasar.

Y ese consejo es:

ESCRIBE COMO DIOS MANDA, NIÑATO

(Al menos hasta que ganes el Nobel de Literatura. Luego ya te podrás permitir excentricidades.)

Fin de la colleja. Que pasen un buen día.

54 Responses to POR EL ORTO

  1. ¡Aleluya! No estoy solo en el mundo. ¡Hay más talibanes de la ortografía!

    Lo más interesante es, como dices, las reacciones que produce cuando se señalan las faltas. La gente se sube por las paredes.

    Entre eso, y que el mundo de los blogs no fomentan precisamente la autocrítica…

    En todo caso, yo esto lo achaco a un ego muy pequeño que se oculta tras uno supuestamente muy grande. Acabo de ver una entrada en un blog que habla de arquitectura. Entra un señor ingeniero corrigiendo algunas afirmaciones del post con mucha educación, y el autor del post se sube a la burra, y dice que él tiene razón, tiene razón y tiene razón.

    Vamos, que aquí nadie sabe de nada, y que uno sepa de lo suyo les da igual a los que opinan.

    En fin, buen post.

    • Aloe dice:

      Respetar la ortografía es una buena cosa.
      Señalar las faltas de ortografía de los demás es de una grosería asombrosa (salvo que seas su maestro o algo similar). Es como estar en una reunión y hacer la critica en voz alta a lo mal vestidos que van tales y cuales, lo mal cortado que llevan el pelo y la manera horrorosa en que arrastran las erres.
      Un engreimiento de ese calibre no comprendo por qué no está mucho peor visto de lo que está.

    • No, disculpe: la grosería es cometer faltas de ortografía. Y no me sirven los ejemplos que usted pone, porque hacen alusión a la estética y la elegancia. Pero la ortografía no entra en esos campos. La ortografía es LA MÍNIMA CORRECCIÓN EXIGIBLE para aparecer en público.

      Entrar en un foro y publicar mensajes llenos de faltas (no hablamos de una errata suelta, o de una tilde perdida) ES una grosería, de la misma manera que sería una grosería entrar en un templo con los genitales al aire, o hablando a voces por teléfono, o tocando la pandereta.

      Puede que a quien lo hace le importen un carajo las normas que rigen en el templo, pero hace falta estar MUY CONFUNDIDO para pensar que el grosero es quien le llama la atención.

    • Hemos llegado a un punto de corrección política o de tontería tal que indicarle al otro en qué se equivoca es ofensivo.

      Si yo hablo de guiones, o cine, o de lo que, más o menos entiendo, aún así admitiré que, en mi blog, al igual que de forma personal, venga alguien que, con respecto, y con conocimiento, me pueda corregir.

      Lo que es absurdo es que las nuevas generaciones hayan adquirido un grado de narcisismo tan supino que no se les pueda corregir, aunque tú sepas de lo que hables.

      Imaginemos. Un tipo o una tipa escribe en su blog que García Márquez es autor de La Guerra del Fin del Mundo. Ahora, voy yo y le escribo un comentario que le corrige y le indica que es un libro de Vargas Llosa…

      ¿Qué demonios tiene eso que ver con la buena educación? ¿Es eso lo que sucede en la ESO? ¿Que los profesores temen decirle a los niños que 2+2 son cuatro y no cinco, no sean que sufran un trauma?

      Prepotencia es cuando uno pretende imponer su opinión a los demás. Opinión. Ésas son libres.

      Los hechos; los datos; lo que es irrefutable no es discutible. Y hacérselo ver a alguien implica, de hecho, casi un deber ciudadano.

      Vivimos en un mundo de normas y obligaciones, que parece que no queremos enterarnos.

    • Aloe dice:

      Es cierto que a veces corregir los errores de hecho que cometen los demás en un texto publicado para todos (sea una entrada propia o un comentario) es correcto, porque el que se equivocó aprende algo, y a los demás no se les da ocasión de confundirse.
      Pero el caso no me parece que sea el mismo. Las normas ortográficas están ahí, no se ponen en duda porque alguien las emplee mal, ni se prestan a confusión. Los diccionarios están para eso, entre otras cosas.
      Ni se está arreglando ningún entuerto, ni se suelen hacer ese tipo de correcciones con buena voluntad ni con respeto, sino con el subtexto “qué burro eres, no como yo que soy culto”.

      Y yo, particularmente, estoy harta de que se emplee la expresión (peyorativamente) de “corrección política” en un contexto donde es completamente inadecuado, porque no tiene que ver nada con su significado original, simplemente para convalidar la chulería o la grosería.

      Si una persona viene inadecuadamente vestida con chanclas, pantalón roto enseñando calzoncillo y camiseta desteñida a una boda o un funeral, esa persona está ciertamente siendo descortés.
      Pero igualmente sería descortés afeárselo a gritos en público. Yo no he visto nunca hacer tal cosa (y sí he visto gente inadecuadamente vestida en un funeral). A lo mejor le puedes coger aparte y decirle que está haciendo el ridículo, y haces más favor a todo el mundo, incluyéndote a ti mismo. Una descortesía no queda compensada por otra.
      Peor aún resulta la cosa si esa persona ha venido vestida así porque no ha podido evitarlo o porque no sabe las costumbres (que viene a ser el caso del que tiene mala ortografía, pues generalmente no lo hace a propósito).

      Se suele contar una anécdota que tradicionalmente se adjudica a Alfonso XIII como ejemplo de lo que es verdadera educación: según parece, en una ocasión unos visitantes extranjeros que no sabían el uso del pequeño lavamanos que se ponía en la mesa (ahora se ha perdido la costumbre) para enjuagarse los dedos después de comer marisco u otras cosas que se comen sin cubiertos, se pusieron a beber el agua del tal lavamanos, para escándalo y risas de los españoles presentes. Y el rey impuso silencio bebiendo él mismo del recipiente, en lugar de reírse y afearles la conducta: eso es cortesía.
      Yo no digo -evidentemente- que nos pongamos a escribir con faltas para no avergonzar al que lo hace, pero para todo hay un término medio: puedes corregirle escribiendo la misma palabra bien, o hacer una alusión educada. Pero no veo motivo para montar un flame ni insultar a nadie, a veces por mala ortografía general, pero a veces por una sola falta que no tiene mucha importancia, porque no estorba demasiado lo útil de la ortografía, que es facilitar la lectura a los demás.

      Me parece en general como la exhibición ostentosa del nuevo rico, para dar en las narices con sus objetos carísimos y decir sin palabras: “chínchate, que yo valgo más que tú”. Mira, la buena ortografía es como saber usar los cubiertos: se da por sentado que todos debemos saber cómo se usan, por lo que no es para andar alardeando de ello como un parvenu que acaba de aprender; y a quien no sabe usarlos le ayudas discretamente, no le ridiculizas.

  2. slapneck dice:

    Hoy me he dado cuenta de hasta qué puto punto es importante la ortografía.

    Gracias, como siempre.

  3. Kohonera dice:

    “hasta qué puto es importante la ortografía”

    ¿Falta una ene o un “punto”? La ira, que nos ciega…

  4. […] This post was mentioned on Twitter by J. Javier Martín and Johnny B. Bad, Pianista. Pianista said: Hoy publico yo, que Chico Santamano está de resaca: http://bloguionistas.wordpress.com/2010/10/13/por-el-orto/ […]

  5. Small Blue Thing dice:

    Aun y todo, en lugar de dejarle un comentario entré en la web y miré los trabajos, para ver si encajaba algo mío en lo que estaban buscando (sí, amigos, así ando). Miré un vídeoclip y el trailer de la peli. Ahí lo dejo.

    • Small Blue Thing dice:

      (en un post sobre ortografía, aquí yo me pongo a redundar no dos, sino tres veces. Perdonen)

  6. Arenillas dice:

    En el fondo estoy agradecido de las violaciones en masa al lenguaje, porque a los que aún respetamos la ortografía y la gramática nos hace brillar más. Es como si tu guión estuviera impreso en un papel mejor a ojos de quien lo lee.

    Luego hay fenómenos inexplicables como el de Tarantino, cuyos guiones le han dado siempre una importancia capital a los diálogos, y sin embargo están llenos de faltas de ortografía. Me temo que las excepciones que confirman las reglas siempre dan alas a los inconscientes.

    • FLJ dice:

      Tarantino no comete faltas de ortografía (alguna habrá, pero sus guiones no están “llenos”), Tarantino transcribe el habla coloquial que quiere que tengan sus personajes.

      Que no es lo mismo. Ni se le parece siquiera…

    • Mariano dice:

      ¿Has leído un manuscrito original de Tarantino?

  7. sergi dice:

    Para ser buen guionista no es necesario escribir sin faltas. Ni para ser arquitecto tener nociones de geometría. Ni para ser médico saber los nombres de todos los órganos. Con la de tiempo que se pierde aprendiendo todo eso. Lo importante es el talento y la inspiración. Parece que no haya visto usted nunca O.T.

  8. Javi-LHP dice:

    Yo nunca he sido un hacha con la ortografía. A pesar de todo trato de esforzarme en mejorarla y admitir cualquier crítica (siempre con algo de respeto, que no pongo los fallos para jorobar a nadie), entre otras cosas, porque si escribo algo pretendo no generar vergüenza ajena en nadie, al menos no con la ortografía, lo que genere mi discurso, mi brasas redundantes (que suelen serlo, y mucho, cuando las releo) y otras cosas ya lo ignoro.

    En nuestra web esta discusión ha salido mil veces. Igual que la de escribir todo con mayúsculas “como gritando”. Entiendo que las faltas molestan, y mucho, pero también entiendo que cuando una discusión sobre otro tema deriva en una disputa ortográfica, el hilo de debate desaparece. Con eso no disculpo las faltas, pero es tanto o más aburrido que leerlas ver cómo una charla sobre quién dará vida a Hulk en Los Vengadores se convierte en una retahila de insultos y bravuconadas entre unos y otros porque alguien puso 30 comentarios más arriba “Haber si la estrenan pronto”.

    Por otro lado entiendo que ya, a un nivel profesional, hay que cuidar esos aspectos al máximo. Siempre se puede escapar un acento u otra falta, somos humanos, pero de ahí a no revisar los textos y prentender que a uno le paguen dinero cuando no sabe ni escribir en condiciones, pues va un trecho. Además estoy de acuerdo en que si alguien es un pasota con este tema, casi siempre va a ser sintomático de un pasotismo generalizado con su trabajo. ¿Si no revisa la ortografía mínimamente, cómo va a esperarse de alguien que haga varias versiones de su guión puliendo sus posibles fallos?

    • Diego Germán Gonzalez dice:

      Lo de escribir con mayúscula, (cosa que como corto de vista cuando no tenía conexión a internet en casa me veía obligado a hacer ya que no podía acercar al monitor ni cambiar el tipo de letra) es una norma absolutamente arbitraria establecida por un reverendo, (no lo estoy insultando, era un religioso) que al principio de internet estableció una serie de normas de etiqueta. Las reglas ortográficas son la base de la comunicación entre las personas y deben respetarse

    • Aloe dice:

      Las reglas ortográficas son una convención útil, como circular por la derecha, o usar el tamaño DIN A4 para los folios. Respetarlas es bueno por eso, exactamente igual que las normas de etiqueta en internet.
      Hay cierta diferencia de grado entre ambos casos, pero no de naturaleza.

  9. Teresa Cameselle dice:

    Después de tantos años leyendo “cosas” en Internet, ya casi -casi- no me duelen los ojos cuando leo a la gente que confunde “haber” y “a ver”, y el porque, por qué, etc., que citas.
    De guionistas sólo sigo este blog, pero sigo muchos de aspirantes a escritor de todo tipo, y se leen auténticas barbaridades. Trato de echarle la culpa a un mal manejo del teclado, pero en el fondo sé que no es así, y que, o bien hay mucho burro suelto, o bien la gente pasa por completo de la ortografía, y eso, ya sea entre guionistas o entre novelistas, no tiene perdón.
    En cuanto a este post, y por rizar el rizo, si te hubieras comido los tacos, ya hubiera quedado perfecto. Pero tal y como está redactado, me recuerda aquel viejo chiste que dice “hablar mal no cuesta un carajo y quedas de puta madre”.

  10. E. Martín dice:

    Os ha faltado el “hechar un vistazo” y los que eskriben kon ka, que parece mentira pero todavía quedan unos cuantos.

  11. He de reconocer que hacía tiempo que no me reía con “Bloguionistas”.

    Hoy eso ha cambiado.

    Plas, plas, plas.

  12. Regla dice:

    Tomo nota, Pianista. Razón, no le falta. Deberíamos esforzarnos, y evitar, que las reglas gramaticales se nos resistan. Y a nadie debería molestarle, que le corrijan en un blog, aunque, la intención de quien corrije, sea la de molestar.

  13. JT dice:

    Totalmente de acuerdo con el Sr. Pianista. Actualmente trabajo en un guión de cine con un amigo y colega “de la tele”. En el mundo feliz y pachorro de mi amigo no existen los acentos o tildes, prevalecen los “horrores” de ortografía como decía mi maestra de primaria y el único signo de puntuación que conoce -y del cual usa y abusa- es aquel de los puntos suspensivos. NUNCA NADIE EN ESTOS 10 ANOS DE TRABAJO PROFESIONAL PARA LA TELEVISIóN ARGENTINA -TAN INTELECTUALES SOMOS- LE DIJO: ANDá A CASA REVISá, RE-ESCRIBí Y VOLVé SIN FALTAS DE ORTOGRAFíA?! Yo se lo dije, obvio. Le dije: agarrá el diccionario y el manual de ortografía. Y mientras él negaba su inacabada educación, yo en el fondo de sus ojos decodificaba un “no me jodas”. A partir de ese día, pasan las hojas y yo paso horas corrigiendo nuestro guión, para que llegue a manos del productor libre de faltas. Día a día, la ortografía resquebraja nuestra amistad y cada puto punto suspensivo que borro reaviva una única certeza: quiero trabajar con guionistas que sepan escribir y… que sepan escribir.

    • Vaya, esa situación sí que es mala. Yo tengo los mismos problemas, pero, digamos, en otro sentido. Tengo a unos chavales jóvenes trabajando en un equipo para guiones, y me paso la vida insistiéndoles en que sepan cuándo acentuar “qué”. Y nada, oiga.

      Y tenemos la web de la RAE online, con lo que no hay muchas cosas.

      Llegados a un punto, se te pasa por la cabeza comentarles que si no escriben bien pues tal vez no sirvan para el trabajo. Pero claro, no os creáis que el nivel sea muy allá: no sabéis cuánta gente ha pasado ya por el proyecto. Y creo que sólo uno o dos escribían bien.

      ¿Será la edad? ¿La ESO? Porque mientras más jóvenes, peor. Y no importa que hayan estudiado el Máster X de la universidad Z: cometen faltas, y, lo peor, les da igual.

    • Diego Germán Gonzalez dice:

      Si es para la televisión argentina con que sepa escribir boludo alcanza

    • Regla dice:

      Me temo, que en este caso, la coma por si sola no cambia el significado de la frase, sino, la forma verbal “alimentan”, en lugar de “alimenta”. Al corrector se le olvidó señalarlo.

  14. Gin Hindew 110 dice:

    Yo personalmente estoy peleado con los acentos (mataron a mi gato asi que mis razones no me faltan) pero ese fenomeno de escribir con las patas es mas bien un filtro como ya se ha dicho, respecto a eso he visto multitud de literatos y dibujantes novatos y la gran mayoria hacen simples estupideces, no solo de contenido (que es casi siempre la copia intencionada o inconsciente de algo que este sonando) sino de ritmo, atmosfera, diseño, coherencia y de casi todo en general, el problema es que al mencionarselos se escudan con aquello de que ”se esforzaron y esta hecho con el corazon”, y los mediocres que tanto abundan no tardan en consolarles por el brutal ataque de mi terrible persona insensible a sus sentimientos, vamos que en internet la gente simple encuentra a otros igual de simples que les disculpan todos sus errores porque ellos mismos no pueden hacerlo mejor, entre eso y la pereza eventualmente se van viciando entre ellos y terminamos leyendo mensajes encriptados en secuencias rarisimas de consonantes

    Eso no va a cambiar, los cibernautas seguiran animandose mutuamente asi que un par de maldiciones no caen mal para desquitar el coraje, eso y los cuadros de ”¿Hablas español cabronazo? Entonces escribe correctamente” no veo uno por aqui, ha de ser porque no hace falta

    Mmm… se me ocurre ¿no estaremos sufriendo un plaga provocada? volviendo al ”lo que importa es el esfuerzo” hay que considerar que es un tema muy recurrido en las peliculas, es logico que el publico haya terminado por creerse que el esfuerzo por si mismo justifica cualquier cosa aun cuando no se logre nada y por ello no toman documentacion, tecnica ni se informan sobre el trabajo esperanzados en que el esfuerzo por si solo los va a sacar adelante

    Mwahahahaha, estamos sufriendo las consecuencias de contaminar al ambiente (por cierto, esa es la risa malvada estandar segun los videojuegos y esta perfectamente escrita)

  15. sanso dice:

    ¿En qué mundo vivo, que discrimina al que escribe bien y no al revés? Qué post tan catártico.

  16. Niño Melón dice:

    Plas, plas, plas… Nunca estuve tan de acuerdo con usted.

  17. david dice:

    “Esta mañana me ha llegado a mi email, traspasando hábilmente el filtro antispam, el Boletín de Empleos y Eventos de Cinemavip.”

    > Aclarar que el boletín te llega por que eres usuario registrado en Cinemavip y aceptas que te lo enviemos. Puedes, por supuesto, darte de baja del mismo o de toda la red cuando lo desees. No se envía jamás el boletín a nadie que no quiera recibirlo.

    “Un documento comparable a esos folletos de bares topless que insisten en ponerte en la mano cuando vas por la noche por Gran Vía esquina a San Bernardo: bajo un título prometedor, y tras un esfuerzo tenaz por llegar a ti, se esconde la más fétida sordidez.”

    > El documento tiene varias funciones para nada comparables al tipo de folleto que mencionas. Por un lado, recopila las ofertas de empleo, eventos, actividad de usuarios, reels o videobooks subidos últimamente, etc con carácter semanal. Por otro, Nosotros no juzgamos las publicaciones ni empleos que se ofrecen (a menos que incumplan alguna de las normas de publicación o sean ofertas falsas) ya que dependen directamente de los usuarios que las dan a conocer.

    “Como soy un cínico, he echado un vistazo rápido, pensando ¿qué apostamos a que no hay trabajos remunerados para guionistas? Bingo. Ni uno. Pero naturalmente, sí había ofertas de colaboraciones “desinteresadas” para guionistas.”

    La red de Cinemavip es para gente del sector audiovisual, no sólo mundo de guión. Si ninguna oferta te encaja, pues nada, con no presentar candidatura está solucionado. Si no encuentras ofertas de guión, te recomendamos entonces abcguionistas.com (que también está en nuestra red).

    Saludos

    • Efectivamente, el boletín me llega porque en su día me di de alta en Cinemavip. Si menciono el filtro antispam, no es por insinuar que Cinemavip envía spam, sino porque es el método que he usado para olvidarme de unos mensajes que no me interesan. Es un método que me resulta más práctico (y más fácilmente reversible) que darme de baja. Resumiendo: Cinemavip no me envía spam.

      La comparación con el folleto del bar de topless es una opinión personal, y está evidentemente relacionada no con el aspecto del documento en sí, sino con su contenido. Resumiendo: no es el boletín de Cinemavip lo que parece un folleto de topless, sino que a mí su contenido me produce la misma sensación que un folleto de topless.

      La mención a los anuncios de guión no tiene nada que ver con Cinemavip, sino con el mundillo en general. Estoy criticando la tendencia generalizada a considerar todos las actividades de una producción audivisual como trabajos dignos de una remuneración, mientras que el guión suele ser visto como una colaboración desinteresada. Resumiendo: Cinemavip no discrimina al guionista. ESPAÑA discrimina al guionista.

      Cinemavip no envía spam, Cinemavip no es un folleto de topless, Cinemavip no discrimina al guionista. ¿Ha quedado claro?

    • david dice:

      Aclarado :-)

      Gracias

    • De nada.

      Y ahora, ya que mencionas a abcguionistas.com, ¿podrías aclararnos a nosotros qué pasa con el Escaparate de Guión? En el propio foro de abcguionistas lo califican de FIASCO, y después de seis días, todavía no hay respuesta “oficial”.

      ¿Podrías aclararnos qué pasa con el servicio de análisis? ¿Cuántos meses lleva colgado el aviso de que están “en plena reestructuración de este servicio”?

      ¿Podrías aclararnos por qué hace meses que han dejado de aparecer convocatorias de concursos de guión? También se comenta en el propio foro de abcguionistas, y tampoco ha habido respuesta “oficial”.

      En resumen, ¿podrías aclararnos a qué te refieres cuando dices “si no encuentras ofertas de guión, te recomendamos entonces abcguionistas.com”? Dime, por favor, que no te refieres al Tablón. Porque si quisiera encontrar “ofertas de guión”, coincidirás conmigo en que lo normal sería recurrir a un sitio que tuviese más visitas que el mío. Las propias estadísticas del Tablón dicen que la última semana tuvo un total de 515 visitas. En una semana.

      Déjame que te aclare yo a ti otra cosa: 515 visitas las tiene Bloguionistas en un domingo flojillo. Con la diferencia de que nosotros no llevamos varios años de rodaje, ni tenemos 65.000 personas inscritas, ni tenemos banners, ni estamos dentro de ninguna red. Sinceramente, David, para otra vez que quieras defender la imagen de Cinemavip, harías mejor en no mencionar abcguionistas.com

    • Antonio Ojeda dice:

      Flaco favor le hace Cinemavip a la industria audiovisual española, en especial a los guionistas, publicando ofertas de empleo como la referida por el Pianista. Tal y como él mismo dice, como mínimo colabora con la discriminación, ¡ay¡, tan corriente en este oficio. Haría bien Cinemavip si lo que quiere, como asegura, es “canalizar el ingenio creativo de los profesionales del sector audiovisual”, en informarse sobre las reivindicaciones de los guionistas en el Sindicato ALMA.

      Y no, ya se ve que no juzgan las ofertas que ofrecen. Flaco favor a su credibilidad.

  18. Rodro dice:

    No he podido evitar recordar la espléndida columna que escribió hace ya diez años Arturo Pérez-Reverte, y que suelo enviar a aquellos que me acusan de integrista de la ortografía. He aquí su texto:

    “Acabo de recibir un e-mail de Pepe Perona, el maestro de Gramática, reproduciendo otro que le ha enviado no sabe quién. Desconocemos el nombre del autor original, así que, en esta versión postmoderna del manuscrito encontrado, me limito a seguir el juego iniciado por mano genial y anónima. El maravilloso texto se refiere a una supuesta reforma ortográfica que va a aplicar la Real Academia, a fin de hacer más asequible el español como lengua universal de los hispanohablantes y de las soberanías soberanistas. Y lo reproduzco con escasas modificaciones.

    Según el plan de los señores académicos -expertos en lanzada a moro muerto-, la reforma se llevará a cabo empezando por la supresión de las diferencias entre c, q y k. Komo komienzo, todo sonido parecido al de la k será asumido por esta letra. En adelante se eskribirá kasa, keso, Kijote. También se simplifikará el sonido de la c y la z para igualarnos a nuestros hermanos hispanoamerikanos: “El sapato ke kalsa Sesilia es asul”, y desapareserá la doble c, reemplasándola la x: “Mi koche tuvo un axidente”. Grasias a esta modifikasión los españoles no tendrán ventajas ortográfikas frente a los hermanos hispanoparlantes por su extraña pronunsiasión de siertas letras.

    Se funde la b kon la v, ya ke no existe diferensia entre el sonido de la b larga y la v chikita. Por lo kual desapareserá la v y beremos kómo obbiamente basta kon la b para ke bibamos felises y kontentos. Lo mismo pasará kon la elle y la ye. Todo se eskribirá kon y: “Yébame de biaje a Sebiya, donde la yubia es una marabiya”. Esta integrasión probokará agradesimiento general de kienes hablan kasteyano, desde Balensia hasta Bolibia.

    La hache, kuya presensia es fantasma en nuestra lengua, kedará suprimida por kompleto: así, ablaremos de abichuelas o alkool. Se akabarán esas komplikadas y umiyantes distinsiones entre echo y hecho, y no tendremos ke rompernos la kabesa pensando kómo se eskribe sanaoria. Así ya no abrá ke desperdisiar más oras de estudio en semejante kuestión ke nos tenía artos.

    Para mayor konsistensia, todo sonido de erre se eskribirá kon doble r: “El rrufián de Rroberto me rregaló una rradio”. Asimismo, para ebitar otros problemas ortográfikos, se fusionan la g y la j para ke así jitano se eskriba komo jirafa y jeranio komo jefe. Aora todo ba kon jota de kojer. Por ejemplo: “El jeneral korrijió los korreajes”. No ay duda de ke estas sensiyas modifikasiones aran ke ablemos y eskribamos todos kon jenial rregularidad y más rrápido rritmo.

    Orrible kalamidad del kasteyano, jeneralmente, son las tildes o asentos. Esta sankadiya kotidiana desaparese kon la rreforma: aremos komo el ingles, ke a triunfado unibersalmente sin tildes. Kedaran eyas kanseladas en el akto, y abran de ser el sentido komun y la intelijensia kayejera los ke digan a ke se rrefiere kada bokablo: “Oserba komo komo la paeya”.

    Las konsonantes st, ps, bs o pt juntas kedaran komo simples t o s, kon el fin de aproximarnos a la pronunsiasion ispanoamerikana y para mejorar ete etado konfuso de la lengua. Tambien seran proibidas siertas asurdas konsonantes finales ke inkomodan y poko ayudan al siudadano: “¿Ke ora da tu rrelo?”, “As un ueko en la pare” y “Erneto jetiona lo aorro de Aguti”. Por supueto, entre eyas se suprimiran las eses de los plurales: “La mujere y lo ombre tienen la mima atitude y fakultade inteletuale”.

    Yegamo trite e inebitablemente a la eliminasion de la d del partisipio pasado y kanselasion de lo artikulo, impueta por el uso: “E bebio te erbio y kon eso me abio”. Kabibajo asetaremo eta kotumbre bulgar, ya ke el pueblo yano manda, kedando suprimia esa de interbokalika ke la jente no pronunsia. Adema, y konsiderando ke el latin no tenia artikulo y nosotro no debemo imbentar kosa ke Birjilio, Tasito y lo otro autore latino rrechasaban, kateyano karesera de artikulo. Sera poko enrredao en prinsipio, y ablaremo komo fubolita yugolabo en ikatola, pero depue todo etranjero beran ke tarea de aprender nuebo idioma rresultan ma fasile. Profesore terminaran benerando akademiko de la lengua epañola ke an desidio aser rreforma klabe para ke nasione ipanoablante gosemo berdaderamente del idioma de Serbante y Kebedo.

    Eso si: nunka asetaremo ke potensia etranjera token kabeyo de letra eñe. Ata ai podiamo yega. Eñe rrepresenta balore ma elebado de tradision ipanika y primero kaeremo mueto ante ke asetar bejasione a simbolo ke a sio y e korason bibifikante de lengua epañola unibersa.”

    “Limpia, fija y da esplendor” de Arturo Pérez-Reverte
    Publicado en “El Semanal”, 6 de febrero del 2000.

    • J.E dice:

      ¡Que grande!

      ¡Gracias por compartirlo!

    • Aloe dice:

      Algunas de esas reformas se llevan tratando (defendiendo y rechazando) desde hace más de un siglo por gente mucho más solvente que ese payaso, como en su día se trataron e hicieron otras reformas, y como se siguen reformando las reglas para poner o no tildes, por ejemplo.
      Reformas como prescindir de la “v” (cuyo fonema no existe en español)y de la “h” (un adorno mudo) y para regularizar los usos arbitrarios de “g-” y “gu-“, “c”, “z” y “k” serían ciertamente bastante racionales. La ortografía no puede aspirar a ser completamente fonética, entre otras cosas porque no todo el mundo hispanohablante pronuncia igual, pero un poco más fonética sería una buena cosa.
      Las lenguas que han normalizado su ortografía más tarde (como el euskera) han aprovechado la menor cantidad de idiotas castizos en ejercicio para poner reglas más fonéticas y regulares. Yo creo que han hecho bien.

      Los broncas profesionales como Pérez-Reverte deberían dedicarse, si fueran coherentes, a encomiar la ortografía inglesa, pesadilla de nativos y forasteros, ya que pareciera que cuanto más arbitraria, mejor.
      Ah, no, espera, que el justo medio donde está la perfección es siempre lo que hemos heredado: ni un poco maś ni un poco menos.

      Vaya pobreza de pensamiento, con cualquier ortografía que emplee, la del tonto solemne de Pérez-Reverte.

    • Comparar la oportunidad de una reforma ortográfica del castellano con la oportunidad de una reforma ortográfica en el euskera es, discúlpeme, DE CHUFLA.

      El euskera es una lengua minoritaria, que ha sido “resucitada” para usarla como instrumento político. Esa reforma se realizó, básicamente, para poder imponer su enseñanza a una población que ya apenas la usaba, y así fortalecer una posición política nacionalista.

      A mí me parece que el bilingüismo siempre es una riqueza, aunque tenga como daño colateral el legitimar en el poder a un montón de paniaguados. Pero pretender que se puede reformar tan fácilmente una lengua que tiene cientos de millones de hablantes y es lengua oficial en muchos países… eso es, como mínimo, una ingenuidad.

    • Aloe dice:

      Estimado pianista: Reformar la ortografía NO ES reformar la lengua, sino reformar meramente algunas convenciones respecto a su representación gráfica.
      Se ha hecho varias veces, pues en el Siglo de Oro (y era el Siglo de Oro) cada cual empleaba la ortografía que le parecía, y siendo desde luego un uso más incómodo, no impidió escribir el Quijote.
      Estoy de acuerdo en que la cosa puede no valer la pena a estas alturas, lo mismo que es una molestia cambiar el sistema de medidas imperial por el sistema métrico, un suponer.
      Y sin embargo esa reforma se ha hecho efectivamente en algunos países. En alguno incluso han cambiado de conducir por la izquierda a conducir por la derecha (que debió costar una pasta y tener su peligro). Habrá que valorar en cada caso ventajas e inconvenientes.
      También el turco cambió de escribirse en alfabeto árabe al latino, y no se trata de una lengua minoritaria que hablen cuatro, ni el cambio es de tan poca monta como prescindir de la “h” o de la “v”, precisamente.

      También hemos normalizado un montón de cosas, empezando por mi ejemplo de los DIN A4: toda normalización debe ponderar las molestias de su adopción frente a las ventajas que se obtienen. Y nada más.
      Son convenciones útiles, no otra cosa. La lengua como tal tiene poco que ver en el asunto, como el español no sería diferente aunque decidiéramos escribirlo en cirílico (no quiera dios).

      Lo que no tiene que ser esto es asunto de ideología, ni asunto de hacer elitismo barato, ni de creerse que se demuestra que se es más culto o algo así: es simplemente un protocolo normalizado, como la notación matemática, los protocolos informáticos y tantos otros ejemplos que se pueden poner: se usa para ventaja de todos, y por cortesía y conveniencia uno debe esforzarse en usarlo bien.
      Pero convertirlo en la piedra de toque de quién es del círculo mágico de “los cultos” o usarlo para avergonzar a otros no me parece muy adecuado.

    • Aloe dice:

      Me gustaría aclarar que mi crítica iba más bien al talibán ortográfico y sus colegas, no a la sustancia de la entrada.
      Si a uno le pasan en su trabajo un guión, informe, dictamen, o texto de cualquier clase escrito con una ortografía de bofetada, hará muy bien en devolverlo sin leer, igual que si se lo hubieran pasado en un manuscrito ilegible con manchas de chorizo. Entre otras cosas, porque desde que existen los correctores ortográficos no queda la disculpa de la distracción o la ignorancia, sino una patente falta de consideración al que tiene que descrifrar aquéllo.

      Ejercer de integrista ortográfico en los comentarios de foros o blogs, en cambio, me parece mucho más descortés para los lectores que lo que pretende enmendar (el contexto es otro) y muy prepotente respecto al pobre desgraciado, que no tiene pretensiones de escritor profesional y que a lo mejor no ha ido a la escuela demasiado tiempo.

      Todavía es más risible la cosa cuando el talibán ortográfico, como suele suceder, y como sucede en este mismo hilo, le da tremendas patadas a la sintaxis a las primeras de cambio, como hace uno más arriba.

    • Rodro dice:

      ¡Ke hovtuso es usted! ¡Konfunde la profunda diferensia entre morfema y fonema!

      Akuerdese (o mejor, aprenda) de ke la relasion entre sinifikante y sinifikado es ar-bi-tra-ria: ¡no son mas ke meras konbenciones!

      Aga lo ke kiera, pero si no las sigue… ¡algun dia no le van ha entender!

      Por cierto, si a leido uste el faksimil de una edision antigua del kijote, ¡se abra dado kuenta ke se entiende bastante mejor aora!

  19. Hortensia dice:

    La lengua portuguesa asiste a la implantación de un nuevo acuerdo ortográfico, sin comentarios…
    En mis tiempos de asesora-analista era implacable con el asunto, porque un error lo puede tener cualquiera pero azul con H!!! entre otras barbaridades, es un pecado de “lesa-ortografía”.
    Tuve la oportunidad de leer y corregir el primer largo de un reconocido y premiado guionista-director.
    Como es evidente no diré el nombre, pero no tienen idea la de errores ortográficos, de sintaxis, etc.
    Sin embargo, la historia era magnífica ;-)
    En ocasiones tenemos que tragar el discernimiento frente a genios que reivindican una ortografía macarrónica y surrealista ahahah…

  20. Olivo dice:

    1. El que tiene costumbre de leer, simplemente por leer aprende a escribir sin faltas de ortografía. Los que no leen tienden a tener faltas.

    2. Un “escritor” que no lea es como un pintor que no haya visto nada de pintura.

    3. A partir de esto, valórese el valor literario que tendrá normalmente un texto que de entrada viene lleno de faltas (que no erratas, que son otra cosa).

    Saludos

  21. Y ya puestos, una pregunta: ¿continuos fallos en la ortografía son motivo de despido de un guionista?

    Y yo que pensaba que los que nos dedicábamos a la palabra, deberíamos saber justo, eso, escribirlas. Y escribirlas bien.

    Ahora que otro tema son los periodistas. Prueben un día a escuchar las noticias de Antena 3 o Tele 5; a escucharlas, insisto.

    Es para matarlos. No cometen fallos de ortografía pero escriben… en fin, no sigo, que me enervo…

  22. Regla dice:

    Las normas cívicas y los usos sociales tienen una finalidad muy práctica para integrarnos en cualquier grupo social que se precie y facilitar una armónica convivencia. Si vivieramos aislados del resto de los mortales en un monte al cuidado de un rebaño de ovejas, seguramente no harían falta. En lo privado no son necesarias, en lo público sí. Si vivimos solos en casa y nos quedamos una semana sin salir, podemos optar por no lavarnos, pero si no vivimos solos o tenemos que salir a la calle, nuestra obligación, por respeto a los demás es la de lavarnos, vestir con ropa limpia y aparecer mínimamente presentables.

    Y al escribir un texto, que trascienda lo privado, la ortografía es la corrección mínima exigible para aparecer en público, al igual, que lo es el aseo personal y la higiene, al margen de utilizar una vestimenta mas o menos adecuada en un determinado evento. Éste es un aspecto distinto y subjetivo, relacionado con un estilo y una forma de escribir, que pueden considerarse más o menos apropiados, pero que no están sujetos a la corrección objetiva de unas normas gramáticales, aceptadas por la comunidad lingüítica. Yo puedo a treverme a criticar un determinado estilo y pueden responderme, con razón: “Oiga, mire, yo visto o escribo como me dá la gana”.

    Las faltas de ortografía son manchas en un escrito, como las manchas en la ropa. Quizás no hayamos caído en la cuenta de que llevamos alguna mancha, pero si alguién nos llama la atención sobre ella (al margen de la intención), por lo general, no reaccionamos airadamente diciendo: “Y a usted qué le importa, yo llevo las manchas que me dá la gana”. Damos las gracias y disculpamos el hecho de no haberla visto. No cabe otra respuesta, a no ser que queramos demostrar que nos dá igual llevar la mancha, mostrándonos entonces como unos auténticos insociables.

    Hay que estar ciego para ir sucio o lleno de manchas y no enterarse. lo normal es que uno lo sepa y además no le importe, exponiéndose con ello al ridículo, a la burla y a la crítica, por parte de los demás, a los qué de forma recíproca, tampoco les importa llamar la atención sobre ello con malos modos. En un caso como éste, lo díficil es corregir educadamente y con respeto. Y aun dándose el caso, el impresentable sigue siendo el que va sucio o lleva las manchas. De toda la vida.

    Por otro lado, los periodistas de los informativos, cuando se equivocan o meten la gamba en su exposición (de no ser un error garrafal) tienen como norma seguir, sin incidir en el error, como si nada hubiera ocurrido. De esta forma consiguen que a gran parte de los oyentes les pase desapercibido.

    • Aloe dice:

      No digo que no. Pero yo no señalo las manchas en la corbata de un compañero o la blusa de una compañera, y seguro que tú tampoco.
      Salvo que sean de mucha confianza, y en ese caso lo hago privadamente y les intento ayudar a limpiarlas.

      Si no estás dispuesto a decirle a tu jefe delante de todos que se ha manchado de café la camisa y parece un excéntrico insociable, no se lo digas a los demás tampoco. Y si se lo dices, que sea en el mismo tono a ambos. Me parece.

    • Regla dice:

      Estoy de acuerdo. En mi primera intervención he mencionado que a nadie debería molestarle que le corrijan en un blog, aunque la intención de quien corrije sea la de molestar.
      Aceptar con naturalidad y humildad que a uno le corrijan, dando las gracias, es una forma correcta y educada de no darle importancia ni argumentos a quien corrije con el ánimo de molestar. Es cortar por lo sano cualquier diatriba inútil y cualquier intento por la otra parte de desviar la atención del tema que se esté tratando en un foro. Eso es todo.

  23. Maccready dice:

    ¡Bravo!, tras leeros no puedo resistir la tentación de citar un capitulo del Hagakure que trata sobre el corregir a los demás. En esté libro escrito en el siglo XVIII donde se trata de describir el código de conducta de los samurais japoneses, este tema tendría que ser a la fuerza una cuestión de vida o muerte…

    6.La critica de los demás

    Reprender y corregir a alguien por sus errores es importante. Este acto esencialmente caritativo es la primera obligación del Samurai. Pero hay que esforzarse en hacerlo de la manera conveniente. En efecto, es fácil encontrar cualidades y defectos en la conducta del prójimo. También es igualmente fácil criticarlo. La mayoría de las personas se imagina que es por gentileza que dicen a los otros lo que no desean oír y si alguna vez sus críticas son mal acogidas, piensan que los otros son incurables. Tal manera de pensar no es razonable. La misma da tan malos resultados como colocar a alguien en una situación embarazosa o bien si alguien nos insultara. Esto no es muchas veces más que una mala manera de sacar lo que nos pesa en el corazón.

    La crítica sólo debe intervenir después de haber discernido si la persona la aceptará o no, después que uno se ha hecho amigo de ella, de haber compartido sus intereses y de haberse comportado de manera tal que nos concede su entera confianza para que tenga fe en nuestras palabras. Luego interviene el tacto. Hay que sentir el buen momento y la buena manera de ejercer su crítica – por carta o al regresar de una reunión particularmente agradable-. Hay que empezar comentando sus propios fallos y luego llevar a su interlocutor a comprender, sin pronunciar más palabras de las necesarias.

    Hay que alabar sus méritos; esforzarse en darle ánimos, en preparar su humor; volverlo tan receptivo a las observaciones del mismo modo que el hombre sediento lo es al agua. Es entonces cuando hay que corregir sus errores. La crítica constructiva es delicada.

    Sé por experiencia que las costumbres malas y antiguas, no ceden sin fuerza. Me parece que la actitud más verdaderamente caritativa consiste, para todos los Samurais al servicio de un mismo Daimyo, en ser benevolentes y amistosos los unos con lo otros, corregir mutuamente sus errores para servir luego al Daimyo. Poniendo a alguien voluntariamente en una situación embarazosa no se hace nada constructivo. ¿Cómo podría ser de otro modo?

    P.d: El capitulo 13, sobre el imponer, roza el contexto, aunque sobrado. Por otra parte si no fuese por nuestras ceremonias y temperamentos a la hora de corregir, no tendríamos historias tan fantásticas como la de los “47 ronin”, por ejemplo.

  24. Hombre Amarillo dice:

    Bueno… este post me recuerda al chiste del cazador que va y viene a un bosque y un oso le da… por el orto.

    Mi consejo para navegantes es que vengan menos al bosque y vayan más a los bares de topless… pero bueno todo depende de los gustos de cada uno…

  25. Filolga dice:

    ¡Fascistas!

    Creo que ésta es la única reacción que faltaba.

  26. Nacho dice:

    Saludos. En campos como la literatura, periodismo, guiones, etc. en mi opinión la pulcritud en la escritura ha de ser exigible, siendo criticable y rechazable la aparición de demasiadas faltas de ortografía. He podido leer alguna novela candidata a ser editada y la presencia continua de faltas de ortografía es un síntoma claro de mal escritor, y 9 de cada 10 se quedan sin publicar. En el ámbito de la radio o tv es muy desagradable la continua violación de normas de ortografía o gramática.
    A nivel de internet creo que ha de hacerse un esfuerzo por mantener una buena ortografía en todo lo que se escriba, no solo por hacerse entender y comprender mejor, sino también por un motivo de localización de la información aportada (en el inicio de internet, no poder localizar un buen artículo porque el autor ha escrito ‘k’ en vez de ‘c’ es para matarlo).
    Me ha parecido un articulo muy interesante y divertido. Un saludo.

  27. […] ver en el vídeo anterior, lo que es charm desde luego no le sobra. Así que le contesté con este comentario: De […]

A %d blogueros les gusta esto: